A convocatoria de los sindicatos LAB, ELA, UGT y USO, las trabajadoras convocan huelgas para el 5 y 28 de noviembre y paros parciales para el 4 y 27 de noviembre, así como una manifestación para el 23 de noviembre en Bilbo; todo ello para reivindicar más y mejor servicio y más y mejor empleo.

Este es el comunicado leído en la comparecencia de hoy en Bilbo:

Hace más de dos años, que quienes prestamos diariamente el Servicio de Ayuda a Domicilio, prestando apoyo emocional y físico a personas con dificultades para desarrollar actividades básicas de la vida diaria, comenzamos una dinámica de movilización en defensa del Servicio de Ayuda a Domicilio y reivindicando mejoras laborales para las Auxiliares domiciliarias mediante la negociación colectiva.

El Servicio de Ayuda a Domicilio es un servicio de titularidad pública, concretamente municipal y son estos, quienes se han decidido mayoritariamente por un modelo de gestión privada, mediante concursos públicos, dejando en manos de mercantiles con escasa solvencia social este fundamental servicio.

Es en estos concursos públicos, es donde se establece el precio hora, sin fijar un precio mínimo, donde se establecen las horas a prestar, sin garantizar unas horas mínimas, y por lo tanto la jornada que tiene cada trabajadora, donde no se establece la subrogación del personal eventual y personal técnico*, donde se establecen en definitiva en qué condiciones se va a prestar el servicio. La falta de reconocimiento del trabajo prestado por las trabajadoras de este servicio público, tiene reflejo en la ausencia de cláusulas sociales y garantes de las condiciones y derechos laborales en los pliegos de condiciones elaborados por los Ayuntamientos.

Es por ello, que presentamos en diferentes ayuntamientos de Bizkaia mociones para dar solución a los problemas estructurales que padece el sector y por lo tanto las trabajadoras. En ellas se pedía, entre otras cosas:

– Garantizar las horas que tenemos por contrato
– Incluir la subrogación para todas las trabajadoras
– Medidas adecuadas en materia de salud laboral, ya que al ser una actividad con alta exposición a riesgos laborales de origen psicosocial e importantes dolencias musculoesqueléticas que sufren las plantillas, casi en su totalidad compuestas por mujeres y de mediana edad.
– Mecanismos de control en el que estuvieran presentes las trabajadoras
– Un precio hora suficiente para garantizar otras mejoras laborales, ya que suman más de 7 años de congelación salarial.

Las mociones fueron aprobadas en varios municipios, siendo los más importantes, Bilbao, Barakaldo, Santurtzi, Portugalete y Mungia. A día de hoy, los compromisos recogidos en las mociones no se han cumplido.

Al objeto de buscar un desbloqueo de la mesa negociadora ya que las empresas manifestaban su imposibilidad de asumir ningún coste laboral y los ayuntamientos argumentaban que el precio hora establecido en los pliegos de condiciones era suficiente, solicitamos una intermediación al Gobierno Vasco, al ser éste, el organismo regulador de los servicios sociales al amparo de la Ley de Servicios Sociales para que intermediase entre la Asociación de Municipios Vascos EUDEL, las empresas gestoras y la parte social.

Tras varias reuniones el Gobierno Vasco planteó una propuesta vaga en contenidos en las que diluía su responsabilidad. Adaptada a los municipios y a las empresas, ya que no contemplaba aspectos nucleares de los problemas que padecen las trabajadoras, sin contemplar nada adecuado en materia de salud laboral, ni bolsas de trabajo y sin concreción en salarios.

Aún así, la patronal rechazó la propuesta del Gobierno Vasco y su oferta fue 0 en lo económico. La intermediación se dió por finalizada. Y es que las patronales mostraron que no están dispuestas a negociar. Mostraron una actitud irresponsable e inadmisible. EUDEL, por su parte, únicamente acudió a la primera de las reuniones, dando a entender que se trata de un conflicto ajeno que no le incumbe y, desde luego, no le interesa.

Éste y no otro es el compromiso que tienen quienes son titulares del fundamental servicio de Ayuda a domicilio, ninguno. Éste y no otro, es el compromiso que tienen con los sectores de trabajadoras feminizados y con importantes factores de precariedad, ninguno.

Queremos denunciar, que el incumplimiento de las mociones aprobadas en el pleno, además de avivar el conflicto y dar la espalda a las trabajadoras del sector de la ayuda a domicilio, supone dar la espalda al conjunto de la ciudadanía.

Tras 27 días de huelga el curso pasado, conversaciones con EUDEL, Emakunde, partidos políticos, ayuntamientos, patronales, Gobierno Vasco, etc. nos faltan al respeto como mujeres trabajadoras. No nos dejan más camino que la movilización, la huelga y la confrontación en defensa de nuestros derechos, de nuestro convenio, de nuestra salud y del servicio de ayuda a domicilio de Bizkaia. Nos empujan a la intensificación del conflicto.

Hoy hacemos públicas las huelgas y movilizaciones para el mes de noviembre:

• JORNADAS DE HUELGA: LOS DÍAS 5 Y 28 DE NOVIEMBRE.
• JORNADAS DE PAROS PARCIALES: LOS DÍAS 4 Y 27 DE NOVIEMBRE, AMBAS DE 7 A 11 HORAS. En todas las jornadas se realizaran movilizaciones que se irán concretando.
• MOVILIZACIÓN EN BILBAO EL 23 DE NOVIEMBRE.