Ha sido posible hoy, tras 8 días de huelga en el sector y en vísperas de iniciarse una nueva huelga de una semana de duración a partir del 4 de noviembre. Valoramos muy positivamente lo logrado, ya que, además de acordar subidas salariales por encima del IPC, este preacuerdo recoge numerosos derechos sociales. Además, este preacuerdo supone un paso decisivo en la lucha contra la estatatalización de la negociación colectiva.

Tras 8 días de huelga en el sector y, en vísperas de iniciarse una nueva huelga de una semana de duración a partir del 4 de noviembre, hoy, 29 de octubre, se ha logrado un preacuerdo entre LAB, que ostenta la mayoría sindical, y la patronal del sector en la mesa negociadora del Convenio de Artes Gráficas de Gipuzkoa.

El preacuerdo recoge las principales demandas sindicales:

– Subidas salariales por encima del IPC para cada año de vigencia:
2019: 1,8 % (IPC +0,6), 2020: IPC +0,6 y 2021: IPC + 0,75.
– Eliminación de las dos categorías más bajas del convenio (puntuación 1.16 y 1.21), estableciendo un salario mínimo de 1.200 € netos, dignificando así el acceso al trabajo.
-Claúsula de blindaje frente al convenio estatal. Primera vez que Adegi lo firma, quien lo había rechazado recientemente en el convenio del papel.
– El tiempo trabajado a través de una empresa de trabajo temporal (ETT) se computará para el cálculo de la antigüedad.
– No se pierden las vacaciones aunque coincidan con una incapacidad temporal. Se elimina el plazo máximo legal de 18 meses.
– En caso de matrimonio, unión de parejas de hecho o fallecimiento de familiares de primer grado se inicia la licencia a partir del primer día laborable.
– Derecho a acumular el tiempo de la lactancia.
– Se aumenta un 50% las horas de acompañamiento a consultas médicas en el caso de familias monoparentales.
– Se reconoce como licencia los ingresos en urgencias (Box).
– Se equipara la enfermedad grave a hospitalización.
– Se crea una mesa sectorial para el impulso y la normalización del euskara.
– En cada empresa se procederá a constituir una comisión para la elaboración de un protocolo contra el acoso sexual.

El sindicato LAB valora muy positivamente lo logrado, ya que, además de acordar subidas salariales por encima del IPC, este preacuerdo recoge numerosos derechos sociales, tal y como se le habían reiteradamente exigido a la patronal. Cabe destacar la eliminación de las dos categorías más bajas del convenio, estableciendo un salario mínimo de ingreso por encima de los 1.200 € netos. Nos parece un paso muy importante en la lucha contra la precariedad. Asimismo y, sin dejar a nadie atrás, hemos querido poner especial énfasis en los colectivos más vulnerables, como las y los trabajadores de ETT, las familias monoparentales y, especialmente, las mujeres con medidas como la acumulación de la lactancia, la lucha contra el acoso sexual y con la erradicación de las categorías más bajas, en su mayoría ocupadas por mujeres. Además, este preacuerdo supone un paso decisivo en la lucha contra la estatatalización de la negociación colectiva.

Este preacuerdo no contiene ningún retroceso en derechos, solo avances. LAB tiene claro que sólo la lucha y determinación demostrada por las y los trabajadores ha hecho posible este preacuerdo. Ha sido una negociación muy dura. Adegi sólo ofrecía una subida salarial del IPC, y no había ninguna medida de carácter social. Las y los trabajadores del sector han debido hacer 8 días de huelga y amenazar con otros 5 días de huelga para lograr este acuerdo. Pero, finalmente, se ha impuesto la razón. LAB ha defendido una y otra vez que la situación del sector no justificaba la propuesta miserable de la patronal y con esta propuesta se demuestra que estábamos en lo cierto, existía margen para una propuesta mejor.

El sindicato llevará esta propuesta para su aprobación por parte de las y los trabajadores del sector, suspendiendo las huelgas previstas para la semana que viene con el objetivo de realizar asambleas en las fábricas. En caso de ser respaldada la misma, procederíamos a firmar el acuerdo el próximo 11 de noviembre.