Ante la desconvocatoria de la huelga que se iba a iniciar esta semana en la empresa Gometegui de Laudio, planteada en contra de los despidos llevados a cabo por la empresa y por lo tanto, de la ruptura del acuerdo firmado hace escasos dos meses, que recogía la garantía de empleo para los años 2015 y 2016 y la imposibilidad de realizar despidos a cambio de una reducción salarial recuperable, LAB quiere expresar su más rotundo desacuerdo condicha decisión.

Después de un año jugando dramáticamente con la plantilla, primero con el ultimátum de elegir entre la calle o ir a Polonia, exigiendo reducciones salariales, pidiendo la inmediata asunción de un plan necesario para solicitar una ayuda institucional imprescindible para la continuidad de la empresa y que luego no se solicita, en definitivas cuentas, llevando a cabo un juego macabro con los trabajadores y rompiendo unilateralmente los compromisos adquiridos, la Dirección de la empresa procedió la semana pasada a despedir a 8 trabajadores.

LAB considera inaceptable la actuación de la empresa y vimos adecuada la convocatoria de huelga propuesta por el Comité y aprobada por mayoría en asamblea. Es por ello que no entendemos como, después de una charla del gerente, se decide revocar la decisión de la asamblea y desconvocar la huelga.

Consideramos que ello supone dar la espalda a los despedidos, permitir que la empresa incumpla los acuerdos unilateralmente y a su antojo, despidiendo trabajadores mientras tiene contratadas ETTs realizando labores que hacían algunos de los despedidos, mientras se realizan horas extras a mansalva y mientras la plantilla lleva un retraso de dos meses en el cobro de sus nóminas. Y todo ello sin ningún plan de viabilidad creíble, sin ninguna garantía de futuro ni de que esta situación no se repita próximamente.

Consideramos que la única opción que la empresa ha dejado a la plantilla de Gometegui es la de la movilización para garantizar el futuro y los puestos de trabajo en Gometegui.