Desde el Sindicato LAB, hemos denunciado desde el principio la creación e imposición de ORPRICCE, ya que este órgano pretende desactivar la falta de acuerdo con la representación sindical con las medidas de inaplicación propuestas por la empresa, mediante la imposición de un arbitraje obligatorio.

Este sindicato ha mostrado constantemente su total desacuerdo frente a este órgano y no nombramos a nadie en el consejo.
LAB en ningún caso va a lavar la cara a aquellos que mediante la imposición pretenden empeorar las condiciones laborales de los y las trabajadoras. El caso de Ambuibérica es el fiel reflejo del objetivo real de este órgano. En este caso ha sido la empresa quien a recurrido a este órgano para de esta manera justificar una serie de ataques directos a las condiciones laborales de la plantilla de esta empresa. Con esta medida lo que pretende la empresa es tener carta blanca para reducir salarios y aumentar jornada de una manera descarada y dejando a la plantilla en la más absoluta indefensión.

Por desgracia no es el único caso en el sector de las ambulancias. El convenio provincial de ambulancias de Gipuzkoa esta siendo sistemáticamente incumplido por todas y cada una de las empresas que operan en este territorio. Y es precisamente el ORPRICCE quien esta justificando los descuelgues. Están utilizando este órgano para justificar todas las medidas de precarización de los y las trabajadoras de ambulancias.

Desde aquí queremos denunciar los continuos descuelgues del convenio provincial de ambulancias de Gipuzkoa. No esta siendo respetado por ninguna empresa dejando a los y las trabajadoras en una situación de desamparo absoluto. Exigimos a las empresas que respeten el convenio provincial y en especial a Ambuibérica ya que esta empresa generó en 2013 un cash- flow de en torno a 5.000.000€.

Teniendo en cuenta este dato, no entendemos cómo la empresa puede pedir una reducción del salario del 14,875% y un aumento de la jornada anual de 58 horas, además de una reducción del 6% en los pluses de nocturnidad y otra reducción de 24€ en los pluses por trabajar en festivos. Con todo esto queda patente el efecto perverso de la reforma.

No vamos a permitir ningún ataque más a nuestros derechos. No vamos a aceptar las decisiones adoptadas en los órganos de arbitraje obligatorio.