LAB ha denuciado hoy en rueda de prensa que la empresa destinada al cuidado de personas ancianas Sarquavitae ha decidido de manera unilateral cumplir sus advertencias y proceder al despido disciplinario de las dos delegadas de LAB.

Contenidos de la rueda de prensa

LAB denuncia acoso sindical y despidos de delegadas en Sarquavitae

«Queremos anunciar que la empresa SARQUAVITAE, destinada al cuidado de personas ancianas de ámbito estatal, ha decidido de manera unilateral cumplir sus advertencias y proceder al despido disciplinario de las dos delegadas de LAB. Una de ellas ostentaba la presidencia del comité de empresa y la otra, la presidencia del comité de seguridad y salud. Han dejado sin efecto la representación sindical en la empresa, justo en el momento de negociación de carteleras, calendarios laborales y con la negociación del nuevo convenio de herrialde a las puertas.

Por ello comparecemos en esta rueda de prensa las propias delegadas despedidas, sus compañeras y compañeros, y diferentes responsables del sindicato: Oscar de Los Bueis, responsable del sector sociocomuntario en Bizkaia, Arantza Vázquez, responsable nacional del sector y Arantzi Sarasola, responsable nacional de la Federación de Servicios Públicos.

Lo que nuestras compañeras han vivido, ha sido lo mismo que el 16 de julio vivió la anterior presidenta del comité de empresa, también representante de LAB. Ésta, fue forzada por la dirección territorial a abandonar su puesto de trabajo ya que el acoso al que fue sometida hizo que su salud se viera comprometida.

Nuestras dos compañeras continuaban llevando a cabo una labor de representación sindical que se basaba en cuatro pilares básicos:

1.- Denuncias ante inspección de trabajo por incumplimiento en materia estrictamente laboral, así como buscar un compromiso con la empresa para la igualdad de condiciones laborales entre indefinidos e interinos.

2.- Denuncias en inspección y control de la Diputación de Bizkaia en el área de servicios sociales, por hechos que entendían que atentaban contra la dignidad y bienestar de usuarios y usuarias en la planta destinada a la atención de la dependencia física y psíquica. Las denuncias y las entrevistas con el instructor originaron visitas y comprobaciones a las instalaciones de la residencia, quedando a día de hoy la planta que originó la denuncia destinada al almacenamiento de muebles.

3.- En materia de salud laboral, solicitando evaluaciones ergonómicas específicas por categorías haciendo hincapié en las evaluaciones higiénicas. Éstas arrojaron unos datos demoledores que afectarían a la organización del trabajo debiendo tomar la empresa medidas urgentes. Además, la inspección de trabajo ha obligado a realizar a la empresa la evaluación de riesgos psicosociales, instándoles a la consulta y participación de nuestras compañeras. El plazo para la elaboración de dicha evaluación así como la puesta en marcha de las medidas preventivas expirará el 31 de diciembre.

4.- Auditorías internas tras comprobar que se estaban manipulando registros relacionados con usuarios y usuarias para ser auditados, solicitaron ser tenidas en cuenta en dicha auditorías. Ésta solicitud también fue ignorada por la empresa.

Por la actividad sindical llevada a cabo por nuestras compañeras y por las reclamaciones diarias realizadas en el ámbito asistencial, han sido sometidas a aislamiento en las plantas con más carga de trabajo física y psíquica durante más de seis meses. Como esto no desencadenó la desmotivación de nuestras compañeras se vieron obligados a realizar prácticas de acoso tales que han llegado incluso a ser objeto de seguimientos por parte de detectives privados contratados por la empresa. Han sido falsamente acusadas de cuestiones de diferente índole, todas ellas acusaciones muy graves y nuevamente reiteramos todas ellas absolutamente falsas. Otras cuatro compañeras han sido acusadas de lo mismo en los dos últimos meses.

Destacar que el juzgado de lo social nº4 ha fallado a favor de una de las delegadas sobre la única amonestación impuesta por la empresa, declarándola injustificada y quedando revocada en su integridad, dejándola sin efecto y advirtiendo que no cabe recurso.

Con esta comparecencia queremos denunciar la responsabilidad directa de esta empresa, pero queremos denunciar la responsabilidad indirecta de la Diputación, y es que ésta es la principal responsable de que primeramente estos servicios, los servicios de atención a la dependencia, se presten en condiciones de universalidad, gratuidad y calidad a través de una red pública de servicios sociales cosa que no se da, y responsable también de garantizar unas condiciones laborales dignas, o cuando menos, no consentir unas relaciones laborales de precariedad que como ha quedado patente en este caso son una fuente de prácticas de amenaza y acoso hacia las y los trabajadores.

Porque desgraciadamente esto es así, la precariedad que se da en general en este sector genera inseguridad y un mal servicio; y en particular en esta residencia se está haciendo uso de estas prácticas hasta el extremo del despido en el caso de las delegadas porque denuncian ese mal servicio, pero de manera generalizada hacia todas las trabajadoras. No es la primera vez que se acusa a alguien de no hacer bien su trabajo, de descuidar el trato hacia las personas mayores ingresadas en la residencia, acusaciones FALSAS Y muy graves que la plantilla está asumiendo por miedo a represalias.

En este sentido anunciamos que vamos a recurrir a Inspección de Trabajo y a la vía judicial, que además nos vamos a movilizar y que instamos a Diputación – quien es titular del servicio – a que cumpla con sus obligaciones, y a que, en este sentido, interceda en este caso instando a la empresa a readmitir a nuestras delegadas, vigilando que no se acose a ninguna otra trabajadora más y velando por la calidad asistencial del servicio – cosa que hasta ahora sólo han hecho las trabajadoras y las representantes legales de las trabajadoras-.

Animamos a todos los y las usuarias, familiares y trabajadores y trabajadoras de todos los centros residenciales, a que se unan para luchar y para reivindicar una atención a la dependencia pública, universal y de calidad y anunciamos que continuaremos movilizándonos a pie de residencia incrementando nuestras acciones hasta conseguir la readmisión de todas nuestras compañeras.

En Euskal Herria, 13 de diciembre de 2012»