Dicho y hecho. Las trabajadoras anunciaron que iniciarían una huelga indefinida si SuperBerriak no rechazaba el ERE. Y así lo han hecho. Este primer día de huelga se ha desarrollado con éxito. 

No hay razones económicas que justifiquen el cierre de las tiendas y la destrucción de 70 puestos de trabajo. Por lo tanto, este ERE no tiene ningún sentido. Así lo seguiremos denunciando en las movilizaciones previstas.