La sociedad pública Itsasmendikoi S.A está inmersa en un proceso de reestructuración, sin que la plantilla que la conforma conozca el alcance total del planteamiento de su gerencia. El Gobierno Vasco plantea reducir la plantilla mientras otras plazas las cubre de forma arbitraria. ELA y LAB denuncian el oscurantismo del proceso de reestructuración y los drásticos recortes que van a llevar a cabo.
Tras el anuncio del Gobierno Vasco de reorganizar las sociedades públicas, la sociedad Itsasmendikoi está en proceso de liquidación. Sus más de 150 trabajadoras y trabajadores desconocen su futuro: sobre la mesa hay al menos cinco despidos inmediatos, dos amortizaciones de plazas, recolocaciones en la Fundación HAZI Fundazioa o en departamentos del Gobierno Vasco, sin que se hayan concretado las condiciones laborales. Por si esta incertidumbre fuese poco, la gerencia está consolidando las plazas que arbitrariamente ha decidido, haciendo caso omiso a la parte social.

ELA y LAB denuncian la actuación del Gobierno Vasco y la gerencia de Itsasmendikoi, ya que con sus decisiones unilaterales vulneran los derechos fundamentales de la plantilla y el perjudican la calidad del servicio que prestan trabajadoras y trabajadores.