El pasado junio el responsable del portal eitb.eus Iñigo Herce decidió retirar al editor de la tarde de la página web de su cargo argumentando una “falta de confianza” debido a la publicación de un vídeo el 16 de abril. En el video se observa al portavoz del PNV Joseba Egibar discutiendo con los padres de Iñigo Cabacas en un pasillo del Parlamento. Debido a esa imagen se sucedieron presiones, al principio en el mismo Parlamento, solicitando al cámara que no grabara y, a continuación en la redacción de EITBNET, ordenando situar ese vídeo en un “segundo nivel”.

El editor puso lo sucedido en conocimiento del Consejo de Redacción de EITBNET y seguidamente el sindicato LAB hizo pública la nota denunciando así lo ocurrido. Esta es pues la razón que dio Iñigo Herce al editor de la tarde de eitb.eus para retirarlo del cargo: que no le gustó nada que aquel “percance laboral” se hubiera puesto en conocimiento del Consejo de Redacción y se hubiera hecho público, por lo tanto lo retiraba del cargo porque ya no tenía su confianza.

A los pocos días de haber tomado esa decisión Iñigo Herce dejó sus responsabilidades en EITB (responsible de los informativos de eitb.eus y coordinador de informativos multimedia de EITB) y se fue a trabajar al Ayuntamiento de Donostia: hoy es el responsable de prensa del alcalde Eneko Goia.

Así las cosas le advertimos repetidamente a la Dirección que LAB no iba a aceptar ninguna coacción, y que en caso de que la llevaran a cabo en el futuro no iban a negociar nada con este sindicato. En septiembre la Dirección ejecutó la coacción y han quitado de su cargo de editor del portal eitb.eus al representante de LAB.

Para LAB de EITB la decisión ha sido una agresión política. No es la primera vez que se da este tipo de actuación, y siempre se han adjudicado a dedo los puestos de todos los niveles de responsabilidad, sin ningún tipo de proceso selectivo objetivo y transparente. Los cargos se reparten mediante criterios subjetivos, más aún cuando estos tienen consecuencias políticas (y/o partidistas).

LAB se acaba de plantar ante esta forma de actuar, y si bien no va a arreglar el problema de fondo, para empezar no vamos a negociar nada con esta Dirección hasta que el responsable de LAB regrese a su puesto. Somos conscientes de que hacer pública esta postura dificulta una solución, y que la Dirección inventará falsas excusas, pero tras numerosos intentos no nos ha dejado más opción.