Miguel Angel Lujua, Presidente de Confebask ha pedido a LAB que se sume a la negociación que en su momento no se pudo materializar con acuerdo.

Por medio de esta nota, LAB quiere dar su opinión al respecto:

La reforma laboral dejó herido de muerte el derecho a la negociación colectiva. Ante está situación la posición de LAB no ha variado. Seguimos apostando por un marco propio de negociación colectiva, dejando de lado la reforma laboral y poniendo las bases para crear un modelo propio de relaciones laborales.

Un marco propio, que entre otros, tiene que resolver dos cuestiones fundamentales:

− El ámbito de negociación: se tiene que blindar nuestro ámbito, preservando los convenios provinciales, frente a los convenios estatales
− La eficacia normativa: la negociación colectiva debe mantener su naturaleza acordada y por lo tanto bilateral. La necesidad de las empresas de adecuarse a las nuevas situaciones que pueden plantearse en base a razones económicas, técnicas u organizativas, no puede justificar de ninguna manera, ni la unilateralidad de la empresa para poder acometer esas modificaciones, ni, lo que viene a ser lo mismo, la sustitución de la voluntad de las partes a través de un arbitraje obligatorio.

CONFEBASK responde a esto queriendo llevar hasta el extremo la aplicación de la reforma laboral. Es el camino de la imposición, es un camino incompatible con el acuerdo que dicen querer.

Es CONFEBASK la que tiene que optar por la aplicación de la reforma laboral o por los acuerdos para construir un marco propio de negociación colectiva, resolviendo como decimos esas dos cuestiones fundamentales.

En caso de que opten por seguir como hasta ahora, la situación para las y los trabajadores será muy difícil, la conflictividad está asegurada.

Donostia, 15 de enero de 2013 

 

LAB SAREAN
{module[111]}