Ayer 11 de agosto LAB firmó el Convenio en la empresa FRONERI, antigua MIKO. Tras una negociación que se ha prolongado en algo más de un año, en la cual hemos tenido más de 20 reuniones, problemas de abastecimiento y paros en la producción, hemos conseguido llegar a un acuerdo.

Este convenio con vigencia de enero de 2021 a diciembre de 2025 tiene subidas salariales garantizando el IPC y subidas consolidadas en el sueldo, desaparición de la obligatoriedad de trabajar 7 sábados de calendario al año y 3 de bolsín, bajada de 8h quedando la jornada en 1.712h, contrato mínimo de 6 meses para los contratos fijos discontinuos con antigüedad superior a 25 años, creación de lista de eventuales, mejoras en las retribuciones de los retenes, mejora en las rotaciones tanto en las máquinas como de las personas, equiparación a las parejas de hecho. Además también se ha aclarado la redacción de otros artículos en su interpretación.

En cuanto al punto de la eventualidad, queremos remarcar que LAB fue el único sindicato que lo incluyó en su plataforma, y aunque lo acordado no cumple con nuestras pretensiones, se ha marcado el camino para recuperar lo que se perdió en el convenio del 2011. Dicho convenio y el siguiente no fueron firmados por esta sección sindical por suponer una clara pérdida de derechos y un retroceso en nuestras condiciones laborales. Así pues, se ha roto con el esquema “derechos por dinero” que se había manejado durante las últimas negociaciones.

LAB ha impulsado desde el inicio este camino, hemos invertido en ello todas nuestras fuerzas, tanto en la elaboración de la plataforma como en la negociación, dando importancia al instrumento de la negociación colectiva.

También decir que todo esto lo hemos conseguido gracias al apoyo de la plantilla que ha secundado las movilizaciones planteadas desde el comité de cara a mejorar nuestras condiciones laborales. Una vez más, queda claro que la unidad y la organización son la mejor herramienta de la clase trabajadora para conquistar derechos.