En este último año, LAB emprendió varias demandas denunciando al ayuntamiento de Tudela por usurpar a trabajadoras días de vacaciones y por retribuir los días de vacaciones no disfrutados a menor precio de lo que corresponde.

Pese a que el TAN, ante otra denuncia de LAB, dejó claro que los días de vacaciones se computan en relación al tiempo de contrato y no según el calendario, el ayuntamiento se negó a aplicar la misma fórmula a los trabajadores con contrato laboral, generalmente temporales. Así, les negó a varios trabajadores el derecho a los 13,5 días laborables que corresponden por seis meses de contrato, por lo que LAB interpuso una demanda ante el juzgado de lo social. 

Pero, además, a la hora de pagar las vacaciones no disfrutadas el ayuntamiento las ha retribuido siempre a un precio muy inferior al que corresponde, pagando días laborables a precio de día natural y sin incluir siquiera la parte proporcional de las pagas extras. LAB llevó varias demandas con este tema al TAN, que resolvió que la forma de proceder del ayuntamiento de Tudela no se ajusta a derecho, y obliga al ayuntamiento a pagar la diferencia entre lo abonado y lo debido. 

Por fin, el ayuntamiento ha decidido entrar en razón sin recurrir a los juzgados acordando con LAB la retirada de la demanda en el juzgado. Quedan pues ambas cuestiones aclaradas y resueltas: los días de vacaciones se computan en relación al tiempo de contrato (y no según el calendario) para todo el personal y las vacaciones no disfrutadas se pagan igual a la retribución por hora efectiva de trabajo, incluidos todos los conceptos. 

LAB considera inadmisible que durante años se haya hecho este robo a todas las trabajadoras y trabajadores del ayuntamiento que han estado, o bien con contratos temporales, o bien que no han trabajado el año completo, una falta intolerable de formación y actualización sobre vacaciones que ha perjudicado a numerosos trabajadores y trabajadoras.