Hoy por la mañana hemos tenido conocimiento de que ELA ha alcanzado un acuerdo a nivel de la CAPV en LIDL ante las consecuencias del COVID-19. A pesar de que en la actualidad el sindicato ELA es mayoritario a nivel de la CAPV, en Gipuzkoa la realidad es diferente. Aunque LAB es el sindicato más representativo en este territorio, ELA en ningún momento ha compartido oficialmente con nosotras la esencia de este marco de negociación, y mucho menos transmitir los contenidos que allí se trabajaban o compartir las convocatorias.

Lo más grave es que tampoco se ha trabajado con la plantilla de Gipuzkoa. Además de las convocatorias de paro que han recibido de un día para otro y vía whatsapp, la mayoría absoluta de la plantilla de Gipuzkoa no ha conocido la existencia de este marco, y mucho menos lo que se negociaba, pero los paros sí.

Desde el sindicato LAB queremos denunciar con dureza, y más en la situación de tensión y en el ambiente que se vive en la actualidad, que ELA negocie en nombre de las trabajadoras de Gipuzkoa sin hablar ni compartir con ellas, y dando la espalda al sindicato mayoritario de este territorio. Han priorizado los objetivos corporativos y electorales frente a las necesidades de la plantilla.

Desde el comité de Gipuzkoa, en el marco de una reunión de reivindicaciones, lanzamos una recogida de firmas. En primer lugar, queríamos ver si las trabajadoras compartían la lectura de las delegadas del comité, para seguidamente, saber si las reivindicaciones eran adecuadas y finalmente, presentarlas ante la empresa como colectivo. En el mencionado acuerdo a nivel de la CAPV se han recogido algunas de estas reivindicaciones y otras no. Y en las últimas semanas, la empresa ha hecho nuevas contrataciones y ampliado jornadas en algunas tiendas de Gipuzkoa. Esto último, fruto de la insistencia.

Por ello, las delegadas del sindicato LAB, que formamos parte del comité, continuaremos con las reivindicaciones marcadas y recogidas en la recogida de firmas que cuenta con el apoyo de muchos trabajadores de Gipuzkoa.