Como consecuencia de la lucha por la salud laboral puesta en marcha por LAB en la empresa AUTLAN EMD de Oñati, el tribunal de Eibar ha emitido una sentecia que señala que la empresa no ha cumplido las medidas de prevención que exige la ley. Esto es lo que LAB ha denunciado durante años y la sentencia del 14 de octubre nos da la razón. Se reconoce la extinción de sus contratos a dos trabajadores, que deberán ser indemnizados por la empresa.

Tal y como indicó LAB el 27 de septiembre mediante nota de prensa, hace ya muchos años que estamos denunciando la situación tanto sindicalmente como a través de los agentes laborales. Han sido muchos los encuentros y desencuentros habidos con Inspección de Trabajo, Osalan y los servicios de prevención de la empresa. Desde el conocimiento del problema en el año 2017 hasta la fecha, ha habido una clara desidia por parte de la empresa y de sus servicios de prevención. La inspección de trabajo obligó a la empresa a ejecutar medidas inmediatas que dieron lugar a la implantación de una serie de EPIs. Sin embargo, en 2021 aún no se utilizaban los EPIs en todas las zonas contaminadas porque la empresa decía que esas zonas no estaban contaminadas con nieblas ácidas; en 2022 se reconoció a 5 trabajadores la enfermedad laboral.

Con esta sentencia se da por probado que la plantilla ha estado espuestos a las nieblas ácidas, incluso 38 veces por encima del nivel aprobado en determinados puestos de trabajo. También se da por probado que la empresa no cumplió con las medidas preventivas ni adoptó las medidas de protección ante el problema. Además, señala que las decisiones en materia de seguridad y salud laboral deben adoptarse con tecnología válida, dejando a un lado los criterios económicos.

Desde LAB defendemos que la prevención es un derecho. La sentencia asegura que el cumplimiento de cualquier medida de protección depende de la empresa. En AUTLAN EMD seguiremos exigiendo la adecuación de los puestos de trabajo de los trabajadores afectados o la incentivacion de los ceses en la empresa. Pero sobre todo, seguiremos exigiendo la protección de la salud de los trabajadores activos.