Junto con la mayoría sindical, nos hemos concentrado en Gasteiz para denunciar el accidente laboral mortal de un transportista. En este caso, un transportista falleció por causas no traumáticas la pasada semana en la localidad alavesa de Araia. La protesta, con el lema «No más accidentes laborales, la precariedad mata», se ha desarrollado  el viernes 14 de octubre a las 11.00 de la mañana en el centro de Gasteiz, en la calle Postas 9, frente al edificio de Correos, y al lado de la sede patronal alavesa SEA de empresas de Araba. Con este último, ya son al menos 62 las y los trabajadores muertos en Euskal Herria desde inicio de año, 9 de ellos transportistas.

En la movilización, hemos denunciado que la Administración trata de reducir las estadísticas de los accidentes laborales de los transportistas considerando los fallecimientos como muerte natural o siniestros de carretera. Este tipo de desgracias son, sin duda, accidentes laborales y en su parte, consecuencia de las precarias condiciones laborales. 

La tensión y estrés acumulado generan problemas cardiovasculares. La alta incidencia de estas dolencias o afecciones en las y los transportistas debería reflejarse en las políticas de salud y prevención laboral. En definitiva, estos hechos son consecuencia de largas y duras jornadas de trabajo o de las prisas y presiones propiciadas por las empresas.