En la empresa AUTLAN EMD de Oñati la plantilla han estado trabajando con manganeso y acido sulfúrico desde hace 70 años.

En febrero de 2017 la empresa comunicó a las y los delegados de prevención los resultados de las medidas higiénicas. Estos resultados indican que estas dos sustancias tóxicas superan ampliamente los estándares máximos permitidos. Las nubes ácidas provocan cáncer en las vías respiratorias y el manganeso afecta al sistema nervioso. Ante esta grave situación, la empresa deja pasar más de un año hasta que se traen las primeras mascarillas. Ayer LAB se concentró ayer en los juzgados de Eibar ante el juicio contra la empresa, y reclamó a ésta medidas eficaces para proteger la salud de las y los trabajadores.

Desde que LAB interpuso una denuncia en la inspección de trabajo en 2018, los servicios de prevención de la empresa han dejado pasar el tiempo sin analizar el posible daño a la salud de estas sustancias y sin tomar las medidas preventivas necesarias. Es más, a pesar de las repetidas peticiones de mediciones en otras zonas de la empresa, la empresa nos ha negado esta petición alegando que no había riesgo para la salud.

En septiembre de 2021 se demostró que en casi todas las zonas de la empresa hay concentraciones de manganeso y nieblas ácidas, lo que significa que 34 personas han estado expuestas a estas sustancias tóxicas.

Como consecuencia de la falta de iniciativa de la empresa y tras requerimientos, reuniones y visitas a organismos como Osalan, Inspección, IMQ, Mutualia, etc., en el año 2022 se ha reconocido a 5 trabajadores de AUTLAN el origen laboral de las patologías respiratorias.

En la actualidad estos trabajadores han sido declarados “no aptos” para el trabajo que realizan en AUTLAN. Lo que significa que pueden quedar en la calle con una mísera indemnización, con la incertidumbre que esto supone para el trabajador y su familia. Primero los enferman, y ahora los dejan en el desamparo.

Por ello, hoy, 26 de septiembre, nos reunimos ante el Juzgado de Eibar por la celebración del juicio contra la empresa AUTLAN EMD. Lo que hemos querido denunciar tanto en el juicio como en esta concentración es que la empresa ha actuado durante mucho tiempo con una negligencia inaceptable. En algunos casos nos encontramos ante enfermedades irreversibles. Por ello, exigimos a la empresa que posibilite la adecuación de los puestos de trabajo y/o salidas incentivadas y dignas para los trabajadores afectados.

Pero además exigimos la protección de la salud de las y los trabajadores que van a seguir trabajando. Queremos denunciar la falta de voluntad por parte de la empresa para llevar a cabo las medidas efectivas y las inversiones necesarias. No hay derecho a que tengamos que ir a trabajar con miedo, sabiendo que nos estamos contaminando y enfermando.