En la segunda reunión de la dirección del BBVA con toda la representación sindical, nos han presentado su propuesta de ERE que afectará a 3.798 trabajadores y trabajadoras de todo el Estado, es decir, más del 16,29% de los aproximadamente 23.300 de plantilla. En Hego Euskal Herria, afectaría a 114 trabajadores y trabajadoras; 66 en Bizkaia, 20 en Nafarroa, 16 en Gipuzkoa y 12 en Araba, lo que va a acarrear más problemas a la clientela.

Para LAB es inadmisible que ahora el BBVA, como hace unos días Caixabank y antes otras entidades financieras pretendan eliminar miles de puestos de trabajo mientras se siguen forrando, obteniendo millones de euros de beneficios. Recordamos que el BBVA, en los tres últimos años, ha declarado haber ganado más de 11.000 millones.

Esto supone que trabajadoras y trabajadores irán a la calle pero para la dirección, sueldos de escándalo y subidas como la aprobada en la Junta de Accionistas del BBVA para doblar la retribución variable del Presidente.

El banco presenta excusas y motivos económicos, pero los datos demuestran que no son ciertos. Además, con la digitalización, fuerzan a la clientela a utilizar la vía on-line tras cerrar muchas sucursales y dejarles sin caja donde realizar las operaciones.

La banca no debe seguir mirando solo sus beneficios y super-sueldos. La plantilla, que ha estado dando la cara y ha hecho posibles estos beneficios, más en este último año de pandemia, no puede ser la pagana de este nuevo recorte.

Es hora de defender a toda la plantilla y abordar un proceso que garantice el futuro y unas condiciones dignas a la plantilla. Desde LAB llamamos a las y los trabajadores a prepararse para responder a este nuevo ataque inadmisible.