Nadie se ha puesto en contacto con las trabajadoras del servicio 010 desde que iniciaron las huelgas. Lo único que piden es mejorar sus condiciones laborales para mejorar el servicio que prestan a la ciudadanía. En mayo, ya convocaron cuatro días de huelga. En junio, tienen previsto realizar otras seis jornadas de huelga.

Las 12 trabajadoras que prestan el servicio municipal del Ayuntamiento de Bilbao mediante la subcontrata Lanalden no han tenido más remedio que salir a la huelga para reivindicar mejoras laborales. Hoy es el octavo día de huelga y ni la empresa subcontrata (Lanalden S.A.) ni el ayuntamiento de Bilbao han mostrado interés en resolver el conflicto.

Cuatro días antes de iniciar la primera jornada de huelga, la empresa lanzó una propuesta que fue insuficiente para las trabajadoras; puesto que pretendía vincular sus condiciones con el convenio estatal de Contact Center, no respetaba el sistema de gestión de vacaciones y se negaban a contratar a una trabajadora más para el servicio. Desde entonces, no ha habido ninguna negociación. Lanalden conoce de primera mano las peticiones de las huelguistas y el ayuntamiento conoce las reivindicaciones por un escrito registrado en el consistorio, ya que se negaron a reunirse con las trabajadoras.

Es un conflicto de fácil solución, pero el ayuntamiento y Lanalden dan la espalda al entendimiento y apuestan por el conflicto, a pesar de dejar sin servicio de atención ciudadana de Bilbao. Cabe recordar que durante los días de huelga han sustituido la labor de las huelguistas: desviando llamadas al ayuntamiento y modificando sistemas de trabajo para dejar sin efecto las consecuencias de la huelga.

Las trabajadoras del servicio 010, todas ellas mujeres, hacen un llamamiento a Lanalden S.A. y al ayuntamiento de Bilbao para que valoren su trabajo e inicien negociaciones para mejorar sus condiciones laborales que repercuten en el servicio.