Las y los trabajadores de actividades deportivas de Gasteiz cumplirán hoy su quinto día de huelga, por lo que continuarán con las movilizaciones y actividades de protesta ante la falta de respuesta del ayuntamiento a la problemática de la plantilla. «¿Está mintiendo el ayuntamiento y está aprovechando la situación sanitaria para aplicar los recortes que tantos años lleva queriendo hacer en este sector tan poco valorado por las instituciones y tan apreciado por la ciudadanía?», han preguntado las y los huelguistas.

Este es el comunicado enviado ayer a los medios por las y los trabajadores:

Se cumplen cuatro jornadas de la huelga parcial indefinida convocada por el sector de actividades deportivas de Araba mientras que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz sigue desentendiéndose del conflicto.

A pesar del amplio seguimiento que están teniendo los paros convocados por parte de la plantilla, en los que tanto el parque de Mendizorrotza como el de Gamarra han tenido que ser cerrados por falta de personal, el Ayuntamiento sigue de vacaciones. Dicen a través de un comunicado a la prensa que no comprenden esta huelga sin haber habido negociación previa. Mienten una vez más. Hace aproximádamente un mes que la plantilla instó al equipo de gobierno del Ayuntamiento a reunirse y tratar el tema, reunión que fue declinada, por lo que se reunieron con partidos de la oposición.

Dicen también que este conflicto es entre Empresa y plantilla, hay que recordar que el principal responsable del servicio es el Ayuntamiento, que es quien ha aplicado todos los recortes.

El mayor conflicto es en el sector de monitorado de centros cívicos, ya que es el más afectado por la reducción de plazas en aproximadamente un 61% que ha realizado el Ayuntamiento, que se traducirá en drásticas pérdidas de puestos de trabajo.

Para aplicar estos recortes se basan en tener que tomar medidas sanitarias. ¿De qué medidas estamos hablando? Si se tratara de medidas por razones sanitarias, se reduciría el aforo pero se mantendrían todos los cursos ofertados, manteniendo todos y cada uno de los puestos de trabajo. De la misma manera que se pueden dividir los aforos de cada clase y contratar más personal para que ni la ciudadanía de Gasteiz ni los y las trabajadoras se vean afectadas.

Por tanto, ¿Está mintiendo el Ayuntamiento y está aprovechando la situación sanitaria para aplicar los recortes que tantos años lleva queriendo hacer en este sector tan poco valorado por las instituciones y tan apreciado por la ciudadanía?

La plantilla, una vez, nuestra su disposición de reunirse tanto con el Ayuntamiento como las empresas adjudicatarias, ya que es la principal interesada en dar un servicio de calidad a la ciudadanía Gasteiztarra.