Continuando con la dinámica de movilización comenzada hace meses por un convenio digno, ayer los y las trabajadoras se concentraron ante la ANAP. Han vuelto a pedir soluciones para el conflicto abierto desde largo tiempo atrás, esta vez a la nueva directora de la ANAP y al jefatura de políticas sociales del gobierno de Navarra.

En esta ocasión, piden que si las empresas no cumplen, se rescindan los contratos en vigor con las empresas gestoras de los centros de discapacidad. Hoy, a las 17:30 de la tarde ante el Parlamento de Navarra, volverán a concentrarse durante la sesión de trabajo de la comisión de políticas sociales en torno a la problemática que viven en el sector.