Después de realizar durante el mes de junio unas jornadas de Huelga que han movilizado a gran parte del sector de intervención social de Araba, y de escuchar el enfado de todas y todos los trabajadores, hoy 4 de julio nos volvemos a reunir para poner en conocimiento cual es la situación actual del conflicto.

El primer día de huelga, el 17 de junio, asistimos al debate de la moción presentada en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz por el sector de intervención social, en la que solicitábamos al pleno del ayuntamiento que se financiara y, de esta manera, se garantizara la aplicación del convenio colectivo que se firme entre la patronal AISA y los sindicatos. La moción se aprobó por unanimidad.

El 23 de junio y tras la última jornada de huelga, AISA nos comunicó en la mesa de negociación que no tenía ninguna propuesta nueva y que se reafirmaba en la última propuesta por la cual el sector decidió salir a las calles. La parte social de forma unánime, instamos a la patronal a que en la siguiente reunión, el 6 de julio, la patronal presente una propuesta que recoja las reivindicaciones del sector.

Durante la semana pasada, la parte social nos juntamos con el diputado Emilio Sola y su equipo y lo único que hemos recibido es información contraria a la que AISA nos da. Por lo que, una vez más, se pasan la pelota unos a otros mientras que las consecuencias de la inacción por parte de las instituciones y de la patronal lo sufren las mismas de siempre, LAS TRABAJADORAS.

Por ello, y a la vista de que, a día de hoy, no hay movimientos por parte de la patronal para poder llegar a un acuerdo en la firma del convenio, la parte social anuncia que se ha registrado en tiempo y forma HUELGA el día 14 de julio y los días 13, 14 y 15 de septiembre.

La reivindicación del sector es clara: IPC SÍ O SÍ, el reconocimiento del sector tiene que ser ahora y pasa por garantizar el poder adquisitivo de las trabajadoras.