Se cumplen 36 años de la matanza policial, 5 obreros muertos y decenas de heridos y heridas, cuyo objetivo fundamental fue acabar con un proceso de huelgas obreras que atacaban las bases mismas (el sindicato vertical) del régimen franquista, régimen que se resistía a desaparecer.

3 de MARZO
Homenaje: A las 18:00h en la plaza 3 de Marzo
Manifestación:
A las 18:30h

Uno de sus mayores valedores, Fraga Iribarne, fue el máximo responsable de dicha masacre. LLegó a ser ministro de Franco desde 1962 a 1969 y de Arias Navarro, tras la muerte del dictador, desde el 12 de diciembre de 1975 hasta el 1 de julio de 1976. De hecho, era ministro de la gobernación cuando sucedieron los sucesos del tres de marzo.

Fraga ha muerto sin haber hecho frente a sus responsabilidades políticas, como tampoco lo han hecho los mandos policiales, políticos y económicos que cocinaron la matanza obrera del 3 de marzo de 1976. El resarcimiento de las víctimas de aquella matanza y de sus familiares y amigos, seguirá siendo una asignatura pendiente, hasta no lograr que se establezca la verdad histórica sobre aquellos hechos.

Son muchas las similitudes de las luchas de 1976 y las de 2012. Entonces, estábamos iniciando la cuesta arriba de las conquistas obreras y sociales. Estábamos acabando con un régimen fascista y terrorista y conquistando libertades políticas, sindicales, ciudadanas, mientras creíamos en la auto-organización como motor de cambio social. También empezábamos a reconocer nuestra identidad nacional y defendíamos para los y las ciudadanas de Euskal Herria el mismo derecho de autodeterminación que hoy en día, 35 años más tarde , se nos sigue negando.

Hoy, por contra, estamos asistiendo al mayor ataque, de las última tres décadas, contra los derechos conquistados en la llamada Transición. Un ataque con diferentes damnificados: recorte de derechos laborales, especialmente en lo referente a la negociación colectiva, lapidación de derechos sociales (desde las pensiones públicas, hasta las ayudas a la dependencia, pasando por los servicios sociales y las prestaciones a los colectivos más desfavorecidos). En definitiva, una política neoliberal en la que los ciudadanos somos meros peones.

Pese al cese definitivo de la actividad armada de ETA y la demanda mayoritaria de nuestra sociedad, el gobierno de Madrid persiste en la política de confrontación. No ha dado ni un solo paso que pueda contribuir a avanzar en la resolución definitiva de un conflicto enquistado, bien acercando las personas presas y liberando a quienes padecen enfermedades incurables, bien suspendiendo los numerosos juicios pendientes en casos de organizaciones ilegalizadas, bien legalizando todas las opciones políticas…..

La lucha, nos sirvió hace treinta y seis años para conquistar derechos. Hoy en día, únicamente la lucha nos da confianza a la hora de defender esos mismos derechos, para evitar que nos sean arrebatados. Pero, para que esa lucha sea eficaz, debe contar con algunos ingredientes que concurrieron entonces, por mucho que las circunstancias hayan cambiado enormemente: la confianza en nuestras propias fuerzas, el repudio de un pacto social al margen de la mayoría de este pueblo, la confluencia de todas las personas que estén dispuestas a resistir y luchar, cada cual desde su campo de trabajo, desde su aportación sectorial, pero con un objetivo común: la creación y fortalecimiento de una conciencia social que diga basta a este sistema capitalista que apuesta por las desigualdades.

El próximo día 29 de marzo, los sindicatos aquí presentes, con el apoyo de diversos agentes sociales, hemos convocado una Huelga General para responder, de manera contundente a la última agresión del gobierno a los intereses de la clase trabajadora y de la sociedad en su conjunto: la reforma laboral.

Porque ni queremos ni estamos dispuestos y dispuestas a permanecer indiferentes; porque no admitimos que seamos los eslabones mas débiles de la sociedad quienes tengamos que soportar el insaciable apetito de una patronal crecida y prepotente… hacemos un llamamiento a toda la clase trabajadora, a las y los estudiantes, parados y paradas, jóvenes y ciudadanía en general a decir con contundencia, ¡no!, ¡ni un recorte más! y a tomar las calles el día 29 haciendo de nuestra razón el instrumento de nuestra victoria.

¡LUCHEMOS PUES POR NUESTROS DERECHOS SOCIALES, LABORALES Y POLITICOS!

¡LOS DERECHOS NO SE NEGOCIAN, YA SON NUESTROS!

¡EL 29 DE MARZO TODOS Y TODAS A LA HUELGA GENERAL!
ELA-LAB-ESK-STEE/EILAS