El preso vasco Igor González Sola ha muerto en la cárcel de Martutene. Llevaba 15 años en presión. LAB denuncia su muerte y muestra su apoyo y solidaridad a su familia. González Sola debería estar en la calle, después de haber cumplido 3/4 de la condena en marzo. La política penitenciaria ha matado a otro preso. Es inaceptable.

Tenemos que terminar con esta política penitenciaria que mata a los y las presas vascas. Queremos a las y los presos vascos en casa y con vida cuanto antes, sin perder tiempo, e interpelamos a los gobiernos a que terminen con esta cruel política de excepción.

Hay que desterrar las medidas de excepción cuanto antes. Las siguientes reivindicaciones cuentan con el apoyo de una amplia mayoría entre los sindicatos y la sociedad vasca:

– Liberación inmediata de quienes tengan enfermedades graves o sean mayores de 65 años.

– Liberación de quienes hayan cumplido 3/4 de la pena.

– Traer a Euskal Herria a todos y todas las presas.

– Posibilitar los cambios de grados y que las y los presos que cumplan con las condiciones estén en casa.

Tenemos que poner a las y los presos de camino a casa, construyendo consensos amplios y activando a trabajadores, trabajadoras y ciudadanía en general en torno a esta idea.

Así, LAB se suma a las movilizaciones convocadas este domingo por SARE en Bilbo y por los Artesanos de la Paz en Baiona, La manifestación de Bilbo empezará a las 12:00 desde la Plaza Eliptica y la de Baiona será a la misma hora ante el consulado español. LAB enviará sendas delegaciones y hace un llamamiento a trabajadores y trabajadoras a participar en las mismas.