El ayuntamiento de Bilbao a través del Concejal Delegado del Área de Movilidad y Sostenibilidad, Sr. Alfonso Gil, ha anunciado para julio la puesta en funcionamiento en Bilbobus de las paradas intermedias contra la violencia de género.

El ayuntamiento de Bilbao a través del Concejal Delegado del Área de Movilidad y Sostenibilidad, Sr. Alfonso Gil, ha anunciado para julio la puesta en funcionamiento en Bilbobus de las paradas intermedias contra la violencia de género.

Desde LAB no entendemos que esta medida que se aprobó en el Pleno de enero, y ha contado con 6 meses de plazo para ejecutarse, se quiera implantar sin haber permitido participar a los trabajadores y trabajadoras en un debate sobre la mejor manera de llevar a término esta medida, ya que como muchas veces ha dicho el sr. Gil somos quienes estamos sobre el terreno trabajando cada día por las calles y barrios de Bilbao.

Es preocupante por parte de este ayuntamiento, que ni tan siquiera se haya preocupado por la situación de las mujeres trabajadoras de Bilbobus, que ya salieron en la prensa comentando sus preocupaciones y también desde el Comité de Empresa se le hizo traslado de situaciones de riesgo, como el simple hecho de ir al baño, que el gautxori G1 permanezca solo en la plaza Moyua en vez de llevarlo junto al resto a la plaza Circular durante esas horas nocturnas o la prevención contra las agresiones a la plantilla (se hace campaña solo cuando ocurren, no hay mas campaña de prevención y sensibilización), y así un largo etcétera.

LAB considera que este servicio de paradas intermedias no debe ser utilizado para que el ayuntamiento se ponga medallas, ya que estamos hablando de un tema sensible que creemos que al menos requeriría haber realizado un trabajo en conjunto con quienes realmente van a realizar este servicio nocturno, que es la plantilla de Bilbobus. Y este trabajo a día de hoy no se ha realizado

Nos preguntamos porque tanto en Gasteiz como en Donostia se han realizado pruebas piloto, imprescindibles en nuestra opinión para garantizar un correcta puesta en marcha, se han repartido folletos informativos a las personas usuarias, y sin embargo en Bilbo se deja la implantación al albur de una simple nota de prensa y una comunicación interna.

Desde LAB creemos que es importante reflejar que la implantación de esta medida no suponga el empeoramiento de las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores durante su servicio, por lo que deberán analizar los tiempos de marcha de estos servicios para evitar situaciones de estrés para cumplir horarios.

LAB también ve necesario que se establezca para este tipo de paradas, a las que tendrán opción las usuarias, una regulación a través de una normativa o protocolo que deben definir los requisitos y condicionantes de uso.

LAB quiere dejar claro que el ayuntamiento tiene que ser consciente de que la puesta en marcha de esta medida puede suponer más inversión, ya que sería deseable contar con más personal de inspección de calle con coche eléctrico, personal reserva para garantizar tiempos y descansos, etc.

LAB también resalta que estas medidas necesitan potentes campañas de información y sensibilización. El objetivo principal debe ser la lucha contra la violencia de género, dejando claro que estas medidas supondrían un beneficio para toda la sociedad

Emplazamos al ayuntamiento de Bilbao, con urgencia, a realizar una reunión para abordar esta medida, garantizar una profunda reflexión y donde LAB se compromete a realizar propuestas de calado en materia técnica y de seguridad tanto para las personas usuarias, la plantilla y la movilidad de la ciudad en general.

Por lo tanto solicitamos que se paralice dicha medida hasta que todas las personas afectadas hayan podido ser consultadas y formadas en la materia, o en su defecto se realice una prueba piloto a partir del 1 julio, en vez de implantarla en todas las líneas.

Desde LAB estamos a favor de todas las medidas que se implanten para luchar contra la violencia de género, pero siempre desde el trabajo en común con la plantilla y personas usuarias, y no desde un punto de vista marketing electoral que es lo que pretende realizar el Sr. Gil. Si el ayuntamiento de Bilbao quiere trabajar conjuntamente para conseguir una ciudad integradora para las mujeres, donde no se vulneren los derechos de las mujeres en materia de movilidad como actividad segura y en igualdad de condiciones, puede contar con LAB para ello.