2024-04-23
InicioAcción SindicalReclamamos al Gobierno Vasco que afronte su responsabilidad con la universidad pública

Reclamamos al Gobierno Vasco que afronte su responsabilidad con la universidad pública

La mayoría de los problemas que nos llevaron a hacer huelga y movilizarnos en la UPV/EHU en el primer cuatrimestre de este curso persisten en este segundo cuatrimestre. Así, hoy nos movilizado en Gasteiz, ante el Parlamento.

En las movilizaciones y huelgas del primer cuatrimestre los sindicatos denunciamos que en la universidad tenemos problemas estructurales y que la precarización de las condiciones laborales de algunos colectivos de trabajadores y trabajadoras de la UPV/EHU es cada vez más grave, con la falta de financiación como problema de raíz. Nuestras principales reivindicaciones fueron acabar con la precarización del profesorado sustituto, recuperar el poder adquisitivo perdido, disminuir la carga docente y laboral, y aumentar la financiación de la universidad pública.

Registramos sendas peticiones para reunirnos tanto con el Consejero de Educación como con la Rectora de la UPV/EHU, con el fin de trasladarles nuestras peticiones. En este último caso, casi 3 meses después de la petición, tuvimos una reunión con el Vicerrector del personal docente e investigador (PDI). Sin embargo, con una excusa u otra, las respuestas recibidas no planteaban soluciones a las causas de los problemas, limitándose en la mayoría de los casos a unos mínimos cambios que evitan afrontar las cuestiones clave.

En el caso del Gobierno Vasco, aún no hemos recibido respuesta a la petición de reunión. Parece ser que los sindicatos de la UPV/EHU no somos interlocutores válidos de las y los trabajadores de dicha universidad…

Sin perjuicio de la responsabilidad de la dirección de la UPV/EHU, está en las manos del Gobierno Vasco la adopción de diversas decisiones que inciden directamente en la UPV/EHU y en las condiciones laborales de sus trabajadoras y trabajadores:

Está en manos del Gobierno Vasco aumentar la financiación de la universidad pública (que en los últimos años ha estado en torno al 0,4% del PIB y que, según la Ley Orgánica del Sistema Universitario, debe alcanzar el 1% del PIB para 2030…) para que ésta pueda disponer de los recursos que necesita, en vez de dedicarse a poner la alfombra roja a las universidades privadas.

Está en manos del Gobierno Vasco recuperar el poder adquisitivo del personal de la UPV/EHU, así como actualizar los complementos adicionales que el PDI tiene congelados desde 2006, y que han supuesto una devaluación superior al 30%.

Está en manos del Gobierno Vasco no recurrir las sentencias judiciales a favor de las y los trabajadores. El último ejemplo lo tenemos en la sentencia que reconocía a todo el personal docente investigador temporal la posibilidad de solicitar sexenios de investigación; sentencia que han recurrido para mantener la discriminación sobre este colectivo.

Está en manos del Gobierno Vasco modificar el Decreto 41/2008. De hecho, es este Decreto el que establece los salarios de miseria del profesorado a tiempo parcial (entre 400 y 800 euros, en función de su dedicación). Con la entrada en vigor de la LOSU, la situación ha empeorado, ya que ahora las bajas, permisos y excedencias del profesorado a tiempo completo se sustituyen únicamente mediante contratos a tiempo parcial. A estas profesoras y profesores solo se les retribuyen las horas de clase y tutorías, y no se les reconocen las horas de preparación de clases, formación, gestión relacionada con la docencia ni la investigación vinculada a la docencia. Utilizan al profesorado sustituto como mano de obra barata para impartir clases. Además de sobre las condiciones laborales de este personal, esta práctica tiene consecuencias negativas en la organización de los departamentos y en la calidad de la enseñanza que recibe el alumnado. Modificar el Decreto 41/2008, puede poner solución a este y otros problemas. A pesar de ser conscientes de ello, el Gobierno Vasco sigue rechazando esta posibilidad.

Frente a la actitud restrictiva e inmovilista del equipo rectoral y del Gobierno Vasco, el personal docente e investigador de la UPV/EHU seguiremos movilizándonos en defensa de unas condiciones de trabajo dignas y una universidad pública de calidad. Por eso, convocados por los sindicatos LAB, STEILAS y ELA, el 6 de marzo, el personal docente e investigador de la UPV/EHU iremos a la huelga. Por eso, el 12 de marzo, todos y todas las trabajadoras de la UPV/EHU nos sumaremos a la huelga convocada en el sector público.

¡Gobierno Vasco, da la cara y toma las medidas necesarias a favor de la universidad pública!

¡No a la precarización ni a la discriminación!

AZKEN ALBISTEAK | ÚLTIMAS NOTICIAS

No vamos a permitir despidos en ZF LEMFORDER TVA

Desde LAB denunciamos el despido de un joven trabajador en el empresa ZF LEMFORDER TVA, en Ermua. La empresa llamó al trabajador cuando le tocaba por antigüedad ser el próximo contrato relevo, pero lejos de eso, le comunicó que ese día era el último trabajando en la empresa.

Apoyamos la implantación de la carrera profesional para el personal sanitario de Osasunbidea que aún no la tenía reconocida, pero exigimos que se amplíe...

En la mesa sectorial de Osasunbidea celebrada este mediodía en Iruñea, desde el sindicato LAB hemos votado a favor del proyecto de ley de carrera profesional para el personal sanitario de los niveles C y D. Este proyecto de ley es la concreción del acuerdo que consiguió en su día LAB con el Departamento de Salud, y es una medida importante para las más de 3.000 personas a las que va a beneficiar. No obstante, desde LAB consideramos injusto que haya quedado fuera el personal no sanitario, por lo que seguiremos peleando hasta que se consiga la dignificación de las condiciones laborales de absolutamente todo el personal de Osasunbidea.

Osakidetza incumple el plan de euskera y actúa con oscurantismo para ocultar su falta de compromiso

Osakidetza lleva años impidiendo con su pasividad la euskaldunización real del servicio públido de salud de la CAV. Más allá de la propaganda engañosa, no solo se está impidiendo la euskaldunización para que sus trabajadores y trabajadoras puedan ejercer sus tareas en euskera, sino que, además, no garantiza la atención en euskera a los y las usuarias euskaldunes.