Ayer 17 de agosto, murió un trabajador en la empresa Almacenes Usabiaga de Urretxu, atrapado por una carretilla femwich. Se trata del tercer trabajador que muere en Euskal Herria en el plazo de 6 días. De hecho, el 16 de agosto murió I.S.A., trabajador de Moyúa de 54 años, en Ormaiztegi y el 12 de agosto falleció M.S.L., trabajador de la UTE Donostiako Garbiketa en la capital de Gipuzkoa. La mayoría sindical se movilizará ante estas muertes el trabajo el próximo 20 de agosto, viernes, a las 12:00 en Donostia, ante la sede del Gobierno Vasco (Andía, 13).

Con este último fallecido, en Euskal Herria por lo menos 39 trabajadores y trabajadoras han fallecido en el trabajo o a consecuencia del mismo en 2021. Desde LAB, queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad a familiares, personas allegadas, compañeros y compañeras del trabajador muerto.

Lo ocurrido ayer no es nuevo, porque cada año tenemos accidentes laborales como éste. A pesar de ser conocido, en la práctica no se toman medidas para que este tipo de siniestros no vuelvan a ocurrir. Al parecer, los responsables de las administraciones públicas no tienen conocimiento o no quieren saber nada de esto. ¿Dónde están los responsables de la administración para denunciar esta nueva muerte en el trabajo? ¿Qué cambios y qué pasos están dispuestos a dar para frenar esta situación y este modelo que matan? Detrás de cada muerte laboral hay nombres y apellidos, hay familias, hay responsables. Es hora de situar este problema tan grave en la agenda política.

En LAB tenemos claro que tenemos derecho a un trabajo y a una vida dignas. Tenemos derecho a volver de nuestros trabajos sanos y salvas. Los accidentes laborales no son hechos aislados, son el reflejo de un modelo productivo en el que prima la economía por encima de la salud y la vida de la clase trabajadora.

Tenemos claro que la movilización y la lucha son las únicas armas que tenemos para acabar con esta lacra, ya que la solución vendrá de un cambio en las relaciones laborales y las reglas del juego. Necesitamos un cambio de modelo donde la salud y la vida de la clase trabajadora esté en el centro. Y para ello, la movilización es fundamental. Así, LAB hace un llamamiento a trabajadoras y trabajadores a participar en la concentración que convocará la mayoría sindical el próximo viernes 20 de agosto en Donostia. Será a las 12:00, ante la sede del Gobierno Vasco en la calle Andía, 13.