Hoy, 19 de septiembre, se ha vuelto a reunir a mediodía la mesa negociadora del metal de Araba. En esta reunión, la patronal SEA ha traído una propuesta renovada en la que ha hecho movimientos en algunos puntos que los sindicatos les venimos señalando desde hace tiempo. Sin embargo, LAB consideraba que todavía no era suficiente con los contenidos propuestos y para la tarde se ha acordado una nueva reunión.

En esta última reunión LAB, a falta de la ratificación de su afiliación, delegadas y delegados, ha alcanzado un principio de acuerdo con los siguientes contenidos:

• Ultractividad indefinida.

• Cláusula de aplicación.

• 8 horas de reducción de jornada.

• Incrementos salariales: o Retrasos: 2% para categorías más bajas (por debajo de 18.000€) y 1,5% (por encima de 18.000€) o 2022: 6,5% o 2023: 3% o 2024: 2,5% o 2025: 2%

• Incrementos y revisión del IPC al final del convenio.

• Que la antigüedad también esté ligada a los incrementos (está congelada desde 2018).

• Igualdad de parejas de hecho y parejas casadas, extensión de los permisos de asistencia médica a todos los Servicios Públicos de Salud (hasta ahora sólo para Osakidetza) y que en los permisos cortos se recoja en el texto la obligatoriedad de que el primer día sea laborable.

• Que el tiempo trabajado en ETT afecte también a la antigüedad.

• Extender a la cláusula de subrogación de Bizkaia la fibra óptica y la instalación y mantenimiento de líneas telefónicas. Además, se constituirá una comisión para estudiar cómo ampliarla.

• Comisión de Igualdad, donde tendrá visibilidad el colectivo LGTBI+.

• Complementos en Incapacidades Temporales de origen laboral: 100% desde el primer día en Salarios Reales.

Desde LAB recordamos que se ha recuperado el convenio de Eficacia General que estaba caído desde hace casi 20 años, dando salida al caos que existía en el sector. Además, también se ha conseguido rebajar la jornada, congelada desde hace casi dos décadas, y recogiendo una de las principales reivindicaciones del sector, el IPC está garantizado durante la vigencia del convenio.

LAB tiene claro que si hemos llegado hasta aquí ha sido gracias a las movilizaciones, paros y huelgas que se han llevado a cabo en los últimos meses. Sin ellos, sería imposible estar en la situación en la que nos encontramos hoy en día. Recordamos que hace más de 2 años que LAB comenzó a movilizarse trasladando las reivindicaciones del sector -que ahora se están recogiendo- a las empresas y a las calles. Más tarde conseguimos iniciar una dinámica común y después de que 5 sindicatos convocaran un paro en abril, se llevaron a cabo convocatorias comunes de huelga.)

El próximo 21 de septiembre se celebrará una asamblea de delegados para presentar los contenidos y proceder a la votación.

¡La lucha merece la pena!