Hoy se ha celebrado en Durango la asamblea nacional de LAB Helduak eta Pentsiodunak, donde se han juntado más de 120 compañeros y compañeras, y más de 35 mujeres. En la asamblea han participado el coordinador general Igor Arroyo, el responsable del área de acción social Endika Perez, junto con los miembros del grupo nacional Joxe Felix Aguilera y Ane Mendibil.

Esta asamblea se ha celebrado a las puertas de la parte final de la reforma de pensiones del Estado, y, por ello, en primer lugar se ha felicitado la lucha del Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria de los últimos años, así como el trabajo realizado por mucho de los presentes para impulsar el movimiento día a día. Frente a la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones, y las puertas que se puedan abrir en Madrid hacia la privatización del sistema público de pensiones, se ha subrayado la importancia de la movilización. A su vez, se ha recordado la cita para este sábado, 19 de noviembre, y las concocatorias realizadas por el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria, la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, junto con sindicatos colectivos sociales

Además, también se ha subrayado la importancia y necesidad de dar pasos hacia un Sistema de Pensiones Público y Propio. En la asamblea se han remarcado las propuestas de LAB al respecto, como son: la propuesta de Ley de Seguridad Social, adelantar la edad de jubilación a los 60 años, actualizar la pensión mínima a 1.260 euros y complementar las pensiones inferiores hasta dicha cantidad, y tomar medidas para erradicar la brecha de pensiones entre hombres y mujeres pensionistas. Todas estas medidas se recogen en el Programa Socioeconómico de LAB.

Desde el área de LAB Helduak eta Pentsiodunak se han remarcado otros dos retos específicos: Por un lado abordar una reflexión específica sobre el sistema propio de pensiones para Euskal Herria; por otro lado, con el objetivo de reforzar la participación de las mujeres pensionistas, reforzar la red de mujeres de LAB Helduak eta Pentsiodunak.