Un joven de Ermua ha sido juzgado hoy por una denuncia recibida en la Huelga General del 30 de enero de 2020. Ante este hecho, losa agentes de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria nos hemos concentrado hoy en Bilbo, ante los juzgados, para mostrarle nuestro apoyo bajo el lema “Reivindicar trabajo, pensión y vida dignas no es delito”.

LECTURA de la CARTA

El pasado 30 de enero de 2020 realizamos una huelga general a favor de un empleo, pensiones y vida dignas. Miles de trabajadoras confluimos en la convocatoria realizada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria. Fue una huelga general trabajada desde la confluencia y el apoyo mutuo que proyectó en la calle una mayoría social a favor de un nuevo modelo socioeconómico.

Como decíamos entonces, hoy también reivindicamos empleos, pensiones y vidas dignas. Para ello, es imprescindible cambiar el sistema de raíz y plantear un cambio de rumbo integral. Cambiar las políticas públicas, repartir la riqueza, desarrollar los servicios públicos, acabar con la precariedad… son pasos necesarios enfocados a cambiar el modelo actual.

En los últimos meses han sido numerosos los ataques, multas y amenazas contra las trabajadoras que luchas por un cambio de modelo. En el día de hoy no concentramos para mostrar nuestra solidaridad a un joven de Ermua que fue denunciado por la policía en unos hechos sucedidos, precisamente, en la última huelga general.

Es sabido que luchar tiene consecuencias. Mientras castigan a las personas que luchan a favor de los derechos sociales, siguen poniendo el capital y sus beneficios por encima de la vida. Pero nosotras tenemos claro que seguiremos luchando. Seguiremos movilizándonos y peleando. Nuestros más sinceros apoyos y agradecimientos a todas las huelguistas. ¡Nos encontraremos en las calles!