Representantes de LAB de comedores escolares se han concentrado en Lakua, ante la sede del Gobierno de Gasteiz, para exigirle al Departamento de Educación la modificación de la Orden del 22 de marzo de 2000 por la que se regulan los comedores escolares y la circular en relación al funcionamiento de los comedores escolares. 

Han señalado “que es hora ya de sentarnos a negociar un cambio de modelo, que se nos considere trabajadoras del sistema educativo, nuevos ratios para monitoras y office-cocina (cuando en las aulas se va a dar un cambio, en los comedores escolares no hay ninguna intención), horario mínimo de comedor por turno, aumento de jornada fuera del horario de comedor, definir las Funciones, euskaldunización, formación… y todo ello se debería decidir en una mesa de negociación junto con las trabajadoras, y no de forma unilateral como se ha venido haciendo hasta ahora”.

LAB plantea que el comedor escolar esté dentro del proyecto educativo de cada centro, señalando que las trabajadoras de comedores escolares quieren también participar en las tomas de decisiones como lo hace el resto de los y las trabajadoras de la comunidad educativa de cada centro escolar. En definitiva, exigen un reconocimiento a  la labor educativa de las trabajadoras de comedores.

Señalan que está hartas de que el Departamento de Educación la remita continuamente a las empresas, cuando la responsabilidad es única y exclusivamente suya. Ya está bien de hacer negocio con los comedores escolares, como bien se ha demostrado en las licitaciones, sin importarles, ni las trabajadoras, ni las criaturas que hacen uso de este servicio. Servicio que es  fundamental, y no secundario, como lo considera el señor Bildarratz. 

Además, no se olvidan de las compañeras de los colegios concertados, y señalan que seguirán peleando por abrir un ámbito de negociación para un convenio de colectividades en la CAV. El sindicato LAB lo tienen muy claro. Las condiciones laborales de los y las trabajadoras de Euskal Herria se negocian aquí y no en Madrid.

Si el Departamento de Educación continúa con la misma actitud, LAB hace un llamamiento a la unión sindical para plantar cara al departamento de educación y obligar a la administración a sentarse a negociar, porque las de comedores escolares también son trabajadoras del sistema educativo.