A pesar de que la multinacional Arcelor Mittal ha anunciado a través de la prensa su intención de paralizar la producción el próximo 15 de noviembre, la dirección ha comunicado que la previsión es paralizar la producción el 30 de noviembre. Tal y como denunciamos desde LAB en la campaña que hemos puesto en marcha “Esta ronda que la paguen ellos”, en el contexto actual, las empresas están intentando hacer pagar a los y las trabajadoras cualquier imprevisto.

Se está generando un estado de opinión promovido por las instituciones públicas de que cualquier hecho que cause un problema en la industria debe ser sufragado por las y los trabajadores. El desabastecimiento de componentes, los microchips, el precio de la electricidad… utilizan cualquier excusa para recortar derechos de los y las trabajadores. Ante el incremento generalizado de los precios, pretenden empobrecer a los y las trabajadores para aumentar sus beneficios.

El precio de la luz está subiendo drásticamente. Las empresas energéticas que se privatizaron de manera vergonzosa están haciendo un negocio enorme. Los efectos del encarecimiento de la electricidad los estamos sufriendo los y las ciudadanas. Ahora, Arcelor Mittal Sestao hará una parada por ello, lo que dejará sin empleo a 70 trabajadores y trabajadoras a final de mes y a 50 más si no arranca en enero, es decir, sus trabajadores y trabajadoras lo van a pagar por partida doble.

En opinión de LAB, en el caso de Arcelor Mittal, la de la electricidad no es más que una excusa, una cortina de humo. En Arcelor Mittal no hay ningún problema grave con el precio de la luz, en los seis primeros meses de 2021, Arcelor Mittal ha tenido un beneficio neto de 5.322 millones de euros y sus acciones se han revalorizado un 90% en un año. ArcelorMittal utiliza la estratagema del parón, para presionar a los gobiernos y a la plantilla.

Quiere quitar derechos porque el comité de empresa se ha negado a cambiar el sistema de mantenimiento. La negativa del Comité de Empresa se debe, además, a que se pone en peligro la salud laboral de los y las trabajadoras. ¿No estábamos todos y todas de acuerdo en impedir los accidentes laborales?

LAB quiere denunciar el chantaje contra los y las trabajadoras de Arcelor Mittal: amenaza con el despido de 120 eventuales y se niega a posibilitar la jubilación anticipada de los y las más mayores para intentar dividir a la plantilla. La multinacional ha indicado que, si no se acuerda el convenio, el 1 de enero podría no poner en marcha el centro de trabajo.

Queremos recordad, además, que Arcelor Mittal anunció en julio a bombo y platillo que Arcelor Mittal Sestao iba a ser la punta de lanza de la descarbonización, al ser la primera acería del mundo en fabricar acero verde en 2025. ¿Así es como se va a desarrollar el “Basque Green Deal” del Gobierno Vasco? A golpe de subvenciones pero sin exigir compromisos alguno a las empresas?

Por eso pedimos al Gobierno Vasco que no entre en el juego de estas empresas, que estudie cada caso, que mire las cuentas económicas de las empresas y deje de ser vocero y lacayo acrítico de las multinacionales. Que no propague esta gran mentira que, además de empeorar las condiciones laborales de los y las trabajadoras, puede poner en cuestión el futuro de esta histórica acería.

LAB lo dice claramente: esta ronda no la van a pagar las y los trabajadores. Arcelor Mittal debe cambiar de actitud y abordar la negociación del convenio colectivo en condiciones mínimas de igualdad. Sin despidos, cumpliendo con lo acordado y sin amenazas ni chantajes.