Comunicado de LAB y ELA:

Los sindicatos LAB y ELA entendemos que en Euskal Herria existe una normativa laboral que cubre la regulación de las condiciones de trabajo, y por ello nos hemos opuesto a la constitución de la mesa de negociación de un nuevo convenio estatal de marcas de restauración (McDonalds, Goiko, KFC, La Mafia, Tagliatella, Ikea, Taco Bell…).

En este sentido debemos recordar la existencia de un Acuerdo Marco Sectorial de Hostelería en el ámbito de la CAPV que regula la estructura de la negociación colectiva en dicho sector y que establece la prioridad aplicativa de los convenios sectoriales de hostelería en los diferentes territorios que componen la Comunidad Autónoma del País Vasco. En lo que a Navarra se refiere, también el convenio actual de carácter autonómico tiene regulado en su ámbito funcional el subsector de marcas de restauración.

Es inexplicable que los sindicatos CCOO y UGT acepten iniciar la negociación de este nuevo convenio cuando son perfectamente conscientes que va a suponer la aplicación de peores condiciones de trabajo, además en las empresas hosteleras de restauración más potentes económicamente. Una nueva muestra de que sigue siendo imprescindible la derogación de las reformas laborales que permiten a los convenios estatales invadir los espacios de negociación donde los sindicatos estatales no tienen mayoría.

Por todo ello, solicitamos que, en el supuesto de que se firmase un Convenio Estatal de marcas de restauración se excluya expresamente de su ámbito territorial los territorios de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra. De no atender nuestra petición nos reservamos el derecho a activar cuantas acciones legales pudieran corresponder así como activar las movilizaciones que entendiéramos oportunas para la defensa de nuestro marco regulador y nuestras condiciones de trabajo.

No vamos a aceptar que se aplique otro convenio que no sea el de Hostelería de cada territorio.