Detrás de los proyectos de licitación baratos, se esconde la factura que pagamos los trabajadores y las trabajadoras. El Ayuntamiento es tan responsable de estas condiciones laborales como la empresa subcontratada. Por lo tanto, le exigimos que tome medidas inmediatamente.

En octubre de 2018 nos presentaron el proyecto estrella del plan de movilidad de la ciudad, el servicio de préstamo de bicicletas BilbaoBizi: más bicis, más modernas, más rápidas, en más puntos de recogida, servicio 24 horas, asistencia inmediata, app para el móvil…

Pero en solo 8 meses, sus claroscuros han quedado en evidencia. La expansión del servicio no ha venido de la mano de una mayor partida presupuestaria del Ayuntamiento: ha elegido el proyecto más barato presentado y, ahora, hace oídos sordos ante los problemas. Bicicletas que se estropean demasiado rápido, puntos de recogida siempre vacíos… son las deficiencias más visibles. En poco tiempo la demanda ha crecido una barbaridad, dejando obsoletas las previsiones de la empresa NEXTBIKE: las bicis que iban a tener 4 usos diarios de promedio, están haciendo más de 20 viajes.

Aún así, las carencias más graves son las que permanecen invisibilizadas, las precarias condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras:

• Se les aplica el convenio colectivo de oficinas y despachos, aunque no responde a la actividad y funciones que realizan, siendo más adecuado para el servicio de alquiler de bicicletas el convenio de comercio del metal. Entre otras cosas, esto acarrea sueldos más bajos y categorías profesionales que no responden a su realidad.

• La mayor parte de los y las trabajadoras no trabaja a jornada completa, pero mete muchísimas horas extra.
• Para hacer frente a la ingente carga de trabajo, el servicio se sostiene sobre la subcontratación de trabajadores y trabajadoras para determinadas funciones y las horas extra.

• Esta carga de trabajo supone estrés, prisa, impotencia… El ejemplo más sangrante de todo esto es el accidente laboral sufrido por un trabajador de ETT este mes.

BilbaoBizi es un servicio público, y por lo tanto debe ofrecerse y desarrollarse en condiciones dignas. Por eso, exigimos lo siguiente:

• Que se aplique el convenio de comercio del metal de Bizkaia.

• Que se garanticen jornadas completas estables y sueldos dignos para ofrecer un empleo de calidad.

• Que si incluso extendiendo las jornadas parciales a completas no es suficiente para hacer frente a la carga de trabajo, se realicen más contrataciones.

• Que esas contrataciones o las que se puedan realizar para cumplir funciones concretas no se realicen a través de Empresas de Trabajo Temporal.

• Para que todo esto sea viable, exigimos al Ayuntamiento de Bilbo que adecue a la realidad de la actividad el acuerdo que tiene con la empresa subcontratada, para que no sea la plantilla quien se amolde a ella en detrimento de unas condiciones dignas y de su seguridad.