Foto: @halabedi

Foto: @halabedi

Desde el Sindicato LAB, queremos denunciar los desalojos y procedimientos que se han dado en los últimos días, aprovechando el estado de excepción, contra el espacio feminista Talka de Gasteiz, la fábrica recuperada Firestone de Añorga y el gaztetxe de Itzubaltzeta en Getxo, así como mostrar nuestra solidaridad y apoyo a todas y todos los jóvenes, feministas y vecinos y vecinas de Euskal Herria que están llevando a cabo proyectos autogestionados. Tras semejante ofensiva, desde el Sindicato LAB, nos parece importante reafirmar nuestro compromiso con las iniciativas ciudadanas y señalar que éste es el camino a seguir en este momento en el que nos quieren expropiar brutalmente de nuestros territorios, cuerpos e identidades.

Bajo el pretexto de la crisis sanitaria, estamos viendo cómo el PNV ha ordenado un ataque tras otro contra las iniciativas ciudadanas y autogestionadas. Con semejantes actuaciones, Urkullu, Urtaran, Agirre y Goia no hacen más que promover la violencia política a favor del capitalismo y de las élites económicas, la privatización y la especulación, extendiendo el miedo y justificando los abusos policiales. Nosotras decimos que, es precisamente en este momento decisivo que vivimos, cuando tenemos que reconocer y reafirmar el importante papel que desempeñan este tipo de espacios liberados. Queremos subrayar que es ahora cuando más necesitamos estos proyectos libres, colectivos, espacios autogestionados y fábricas recuperadas, para que libres de las lógicas de dominación más tangibles, podamos seguir organizándonos como pueblo, empoderándonos y sembrando alternativas frente a la ofensiva capitalista que busca ahogar más a las y los trabajadores de Euskal Herria.

Por último, ante las vulneraciones de derechos que estamos viviendo en este estado de excepción, cuando más nos quieren impedir la acción colectiva y ante el incremento del autoritarismo y del capital, queremos hacer un llamamiento a la ciudadanía vasca a sumarse a las convocatorias de apoyo a estos proyectos. Defendamos los valores, proyectos, colectivos y espacios que son fundamentales para construir unas vidas dignas, aunamos fuerzas por el cambio social y la soberanía. Seguiremos construyendo espacios libres y proyectos que pongan la vida en el centro. ¡Nos tendrán enfrente!