Una movilización llevada a cabo este año.

Una movilización llevada a cabo este año.

LAB quiere advertir de la cronificación de la situación vivida por la plantilla hasta por lo menos el proceso de concesión de la siguiente contrata.

Este es el comunicado emitido por la sección sindical de LAB de Limpieza Pública Viaria y Recogida de Residuos Sólidos Urbanos de Gasteiz:

Desde la sección sindical de LAB de Limpieza Pública Viaria y Recogida de Residuos Sólidos Urbanos de Vitoria-Gasteiz queremos manifestar nuestro más flagrante descontento por la situación que sigue soportando a día de hoy la plantilla de esta concesionaria. Han transcurrido más de dos semanas desde que se materializó la desconvocatoria de huelga indefinida tras el preacuerdo alcanzado entre el comité de huelga y la dirección de FCC-GMSM, los plazos marcados para el cumplimiento de los puntos más importantes del mismo no se han respetado a todas luces, y lo que es más grave todavía, la dirección de esta Unión Temporal de Empresas supedita el cumplimento de este pacto a lo fructíferas que puedan llegar a ser las futuras reuniones a mantener con el equipo de gobierno del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz tras el dictamen emitido por la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (COJUA).

La parte social en un gran ejercicio de responsabilidad y tras valorar el impacto negativo que hubiera podido suponer sobre la ciudadanía una huelga de limpieza en la ciudad, aceptó de buen grado los plazos marcados para el cumplimiento de las demandas solicitadas por la plantilla, las cuales son simple y llanamente el cumplimiento del Convenio Colectivo. La situación que en estos momentos se ha generado no solo vuelve a poner de manifiesto el único y gran objetivo de estas multinacionales gestoras de este tipo de contratos, como es el beneficio económico a toda costa y coste, si no también la irresponsabilidad que demuestran al no asumir sus obligaciones marcadas en el Pliego de Condiciones y que claramente deben cumplir como contratistas paracon sus trabajadores/as.

La plantilla de FCC-GMSM continúa sintiéndose una vez más como pagana de una situación que en estos momentos solo tiene visos de alargarse indefinidamente en el tiempo. Aunque las potenciales reuniones a mantenerse entre equipo de gobierno y dirección de empresa radiquen en el objetivo de intentar materializar una rescisión de contrato amistosa, entendemos que como punto álgido de las mismas debería estar presente el no cumplimiento de los acuerdos previamente alcanzados con esta plantilla. Desde esta sección sindical creemos que es completamente contradictorio intentar alcanzar un acuerdo amistoso de rescisión contractual mientras claramente se sigue ninguneando al conjunto de esta plantilla, más y cuando la parte social siempre ha mostrado una actitud clara de intentar solucionar este conflicto, como ha quedado demostrado con la firma del preacuerdo alcanzado el pasado 7 de Septiembre.

Queda claramente acreditado que es la empresa adjudicataria la que reincide en su intención de marcar de nuevo los tiempos en este conflicto, por eso desde LAB queremos advertir de la cronificación de esta situación vivida por la plantilla y promovida por esta UTE hasta por lo menos el proceso de concesión de la siguiente contrata.