Obligadas a tener que estar ligadas a un convenio estatal de Contac Center, hemos intentado durante meses negociar con Lanalden unas subidas salariales acordes a la realidad económica que vivimos en Euskal Herria. Una vez más, queda en evidencia que es necesario un marco propio que refleje la realidad de las y los trabajadores de Telemarketing en Euskal Herria.

Esta empresa de más de 1.200 trabajadores y trabajadoras, las cuales un porcentaje muy alto son mujeres, dan servicio telefónico a empresas como Euskaltel, Iberdrola, EDP o Kutxabank sin olvidarnos de servicios públicos como emergencias del Gobierno Vasco o el ayuntamiento de Bilbao.

Ante las diferentes negativas de la empresa a poder llegar a un acuerdo, los sindicatos LAB y ESK, hemos decidido que ya es hora de salir a la calle y por ello realizaremos paros todos los martes de septiembre y huelga de todo el día el 30 de septiembre.

Ahora es el momento de demostrarle a Lanalden que sin nosotras, las llamadas no son atendidas. Merecemos tener salarios dignos.