Hace tiempo que la sociedad vasca desea y reclama dejar atrás todos estos años de sufrimiento y dar comienzo a una nueva era. Sin embargo, las intenciones de los estados español y francés son otras; continúan empecinados en silenciar las aspiraciones de un pueblo que quiere ser independiente. Con las últimas detenciones han golpeado por la vía represiva con la intención de maniatar las esperanzas para la resolución. No han conseguido, ni conseguirán parar a un pueblo que quiere decidir su futuro.

El pueblo es quien tiene la llave para la resolución. En el mundo no existe ningún Estado que haga silenciar el deseo de paz de una nación, en el que el pueblo es el protagonista. Así pues, sin esperar a nadie, continuemos dando pasos y comprometiéndonos en la construcción de la paz.
Ante la ofensiva del estado, ante los que no quieren solución alguna, ante los que quieren que se perpetúe el conflicto, es imprescindible que salgamos a la calle y nos movilicemos. En este sentido, la cita ya tiene hora, este sábado, 3 de octubre, LAB se adhiere a la convocatoria de la manifestación que bajo el lema “Bakea, Erabakia” recorrerá las calles de Donostia. Hacemos un llamamiento para que nuestra militancia y toda la clase trabajadora vasca participe en ella.

Nos reafirmamos en nuestro compromiso para llevar a cabo el proceso de paz y de resolución. Por ello, continuaremos trabajando en la activación de la clase trabajadora vasca, y de toda la sociedad en general, que debe ser protagonista y palanca del proceso. En estos momentos, estamos compartiendo nuestra reflexión con la militancia de LAB, en las asambleas de delegados y delegadas que llevamos a cabo en las comarcas. Lo repetimos, el pueblo tiene la llave para la resolución.