Desde el sindicato LAB, queremos denunciar la falta de control necesario por parte del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, en relación a las obligaciones laborales que la empresa de jardinería Viveros Perica S.A., como adjudicatario de un contrato público debe cumplir.
Estas obligaciones consisten en el cumplimiento de las disposiciones vigentes en materia laboral, de seguridad social y de prevención de riesgos laborales, así como la obligación de subrogarse en los derechos laborales de la plantilla.

Sin embargo, Viveros Perica S.A. no cumple en materia de salud laboral, tal y como recoge el informe elaborado por OSALAN en agosto de 2011, en el que indica que la empresa no adopta las medidas de prevención adecuadas, existiendo riesgo para los y las trabajadores/as.

Saltándose el derecho de subrogación, la empresa castiga a aquellos trabajadores molestos, enviándoles a puestos no adscritos a los lotes correspondientes, para alejarles y aislarles de sus compañeros y compañeras. Incluso llegan a ser sancionados por su condición de ser representantes de los y las trabajadoras.

Por todo ello, instamos al ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz a que establezca los mecanismos necesarios para el control y cumplimiento de las cláusulas de subrogación, así como los artículos referentes al mantenimiento y mejora de los servicios públicos, tal y como el conjunto de grupos municipales de la oposición solicitó al Gobierno municipal mediante una moción el pasado mes de octubre.