El sindicato LAB ha denunciado la falta de trabajadores y trabajadoras en centros residenciales, siendo su mayor consecuencia la falta de calidad de la atención hacia las personas mayores, usuarios de las residencias de tercera edad de Euskal Herria. Para denunciar y sacar a la luz esta situación LAB ha presentado una campaña bajo el nombre 1 + publikoa".

AUMENTAR LAS PLANTILLAS PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA Y LAS CONDICIONES LABORALES EN LAS RESIDENCIAS DE PERSONAS MAYORES

• Queremos denunciar la falta de trabajadores y trabajadoras en centros residenciales, siendo su mayor consecuencia la falta de calidad de la atención hacia las personas mayores, usuarios de las residencias de tercera edad de Euskal Herria.

• Reivindicar medidas para cambiar esta situación:
• 35 horas de trabajo en todas las residencias
• Aumento de las horas de dedicación para poder atender con dignidad a las personas usuarias
• Más trabajadoras y trabajadores en las residencias. Cambiar los criterios y los decretos de ratios de personal como mínimo a un 0,65 y de un 1 en el caso de grandes dependientes. Esto es, 65 trabajadoras para atender a 100 personas usuarias y en los casos de grandes dependencias, una trabajadora por cada persona usuaria.

¿Cuál es la realidad hoy en día?
La sociedad de hoy en día es cada vez mas mayor y en los próximos años se acentuará esta situación. Los centros residenciales son absolutamente necesarios, pero en vez de dar cada vez mas servicios e invertir más dinero en ellos, nos encontramos con una congelación, tanto en el plano de los servicios como en el plano económico.
En repetidas ocasiones hemos denunciado la situación general de las residencias: excesivo peso de las empresas mercantiles, el infradesarrollo de la red pública, la baja calidad del empleo, desigualdades entre centros y herrialdes, las fórmulas del copago,…

Sin niguna duda, lo anteriormente mencionado, tiene que cambiar con el objetivo de mejorar la calidad en la atención, pero sobre todo hay un tema, del que siempre se olvidan las instituciones. La situación de las trabajadoras y trabajadores de este sector. Situación que nos empuja a realizarnos la siguiente pregunta, ¿ Se asegura una atencion digna y de calidad que cubra las necesidades y derechos de las personas mayores en los centros residenciales con las trabajadoras existentes hoy en día? La respuesta no puede ser otra que : NO.

¿Es calidad que en el turno de noche, para atender a 167 personas divididas en 5 plantas, solamente se cuente con 2 trabajadores/as?

¿Que una sola trabajadoras se encargue, cada día, del aseo personal y cambio de ropa de 32 personas como si fuera una cadena de producción?

¿Es calidad o desprecio a los usuarios, tener que poner a las usuarias en fila para poder ducharles?

¿Es normal comer en la última etapa de tu vida única y exclusivamente purés aunque puedas ingerir otro tipo de alimentos?

¿Es calidad no salir nunca de su centro residencial?

¿Es calidad que nadie tenga en cuenta tu opinión en el que se supone es tu nuevo hogar?

¿Es calidad estar en la cama de 19:30 de la tarde hasta las 9 de la mañana?

¿Es calidad que estés condenenado a llevar pañal porque no hay nadie que te lleve a orinar?

¿Es calidad que nadie te pregunte con que ropa te quieres vestir, anulándote como persona?

Como decíamos anteriormente, la respuesta no puede ser otra que no. En muchas residencias no se cumplen los minimos criterios de calidad. Las 13.000 trabajadoras de residencias de Hego Euskal Herria no son suficientes para poder realizar su trabajo con dignidad. Los malos tratos denunciados hace pocos años por el Ararteko, todavía se siguen dando actualmente: infantilización, despersonalización, deshumanización, victimización,… la vulneración de los derechos mas fundamentales de las personas usuarias, es una constante absolutamente impresentable.

Por otra parte las instituciones nos intentan vender otra imagen, con continuos mensajes de propaganda en los que se les llena la boca con la supuesta calidad de vida, que se suponen gozan cada día y cada hora las y los usuarios, promoción de la autonomía personal,… . Pero lo más preocupante es que nos quieren vender un modelo centrado en la persona, modelo, tal y como hemos comentado anteriormente, imposible de realizar con la organización y las plantillas actuales.

¿Qué hay detras de todo esto? ¿Por qué se pone en juego la calidad de la atención? ¿Por qué no es adecuado el trato que se da en las residencias?

Hay un elemento central que es la ratio, la cantidad de trabajadoras y trabajadores que debe de haber por persona usuaria. Los decretos de ratios de la CAV y de Nafarroa están obsoletos, son de hace 16 y 23 años respectivamente. Los criterios que utilizan las administraciones, para establecer los ratios, son totalmente escasos, inaceptables y obsoletos: para atender a 100 personas no hay más que 55 trabajadoras de media. Lejos, muy lejos de otros países europeos en los que son 100 para 100. Y todo esto mientras, en los últimos años, han ido elaborando una politica de parches cuyo reflejo hemos visto en: leyes de servicios sociales, la ley de dependencia, situación de nuevas dependencias, sobre todo el aumento de las grandes dependencias,..
.
¿Qué propone LAB?
LAB va a poner en marcha una campaña, en las residencias y en la calle, bajo el lema “1 + PUBLIKOA”. Con esta dinámica queremos denunciar la situación que se da en las residencias e igualmente reivindicar la necesidad de contar con más trabajadoras y trabajadores para poder dar una atención de calidad. Por todo ello, vamos a trasladar algunas exigencias a las instituciones:

– Mismas condiciones de trabajo y 35 horas de trabajo en todas las residencias.
– Aumento de las horas de servicio y de dedicación que se le ofrece a cada persona cuidada.
– Contratación de más trabajadoras y trabajadores con diferentes perfiles para poder dar una atención digna y de calidad.
– La derogación de los decretos de ratios de la CAV y Nafarroa y la realización de unos nuevos que aumente esponencialmente el numero de trabajadoras. En el caso de grandes dependientes la ratio tiene que ser de 1, igual que en otros paises europeos.
Si se aplicasen estas medidas se crearían nuevos puestos de trabajo:

• 440 puestos de trabajo con la reducción de las 35 horas
• Aumentando el tiempo de dedicación, y mejorando la ratio total a un 0,65 y a un 1 la de los grandes dependientes, se crearían 2300 puestos de trabajo. Esto es, 65 trabajadoras y trabajadores para 100 personas usuarias y 100 trabajadoras para 100 personas con grandes dependientes.

Estas son las medidas que necesita Euskal Herria para crear empleo y para mejorar la atención de las residencias de tercera edad.