Ayer, 30 de junio, Jueves tuvimos conocimiento de dos accidentes muy graves. El primer accidente se produjo en la empresa Zorelor de Gasteiz. El trabajador tubo que ser amputado. El segundo accidente ha tenido lugar en Urnieta, en la empresa Esnelat. Tras caer de cierta altura, el trabajador se encuentra entre la vida y la muerte en el hospital de Donostia.

Desde el Sindicato LAB queremos manifestar nuestra solidaridad y apoyo a la familia y amigos del trabajador fallecido.

Los dos trabajadores son jóvenes y ambos en condiciones precarias. Aunque lo hayamos denunciado muchas veces, lo volvemos a decir, estos accidentes no son casualidad.

Del mismo modo queremos denunciar que esta nueva muerte son al menos 29 los trabajadores y trabajadoras fallecidos en accidentes de trabajo en 2015, sin tener en cuenta los fallecidos por enfermedades profesionales. Además, no podemos olvidar todas esos trabajadores y trabajadoras, que sin perder la vida, tienen graves problemas de salud.

Estas cifras dejan en evidencia las condiciones laborales precarias que se imponen a la clase trabajadora vasca, y los accidentes como los de hoy son el reflejo de esa realidad. Por todo ello el Sindicato LAB seguirá trabajando y llama a las y los trabajadores a participar en las diferentes movilizaciones que se convocaran para los próximos días.

 

MOVILIZACIÓN

1 de julio frente a la empresa Esnelat en Urnieta a las 12:00h