El sindicato LAB denuncia el chantaje planteado por la dirección de la empresa Negarra a los y las trabajadoras a quienes ha planteado una bajada salarial del 40%. Proponiendo que el número de despidos se reduzca en proporción a la cantidad a la que los trabajadores estarían dispuestos a rebajar su salario.

Tras la presentación el pasado día 30 de enero de un ERE de extinción para 30 de sus trabajadores, en pleno periodo de consultas ha condicionado la retirada del mismo al compromiso de los trabajadores y las trabajadoras a aceptar un bajada salarial aproximada a un 40%. Proponiendo que el número de despidos se redujera en proporción a la cantidad a la que los trabajadores estarían dispuestos a rebajar su salario.

El sindicato LAB reprocha la falta de seriedad y la mezquindad de dicho planteamiento y exige que las negociones deban darse sin chantajes ni presiones de este estilo, por lo que solicita que se retire el ERE y den comienzo unas conversaciones reales destinadas a llegar a acuerdos que no deban significar ni pérdida de empleos ni de derechos de los trabajadores.