Hoy lunes hemos tenido noticia de un nuevo accidente en el que al menos dos trabajadores han fallecido, en la empresa Santa Klara de Ondarroa, tras una explosión al parecer producida en la caldera. Entre los fallecidos se encuentra un delegado y militante del sindicato LAB.

Desde el Sindicato LAB queremos manifestar, en primer lugar, nuestra solidaridad y apoyo a la familia y amigos de los trabajadores fallecidos.

Del mismo modo queremos denunciar que tras este accidente son al menos 14 las trabajadoras y trabajadores muertos en Euskal Herria en este año 2016.

Los accidentes de trabajo no son una característica del mismo, sino una consecuencia de un modelo, evitable pero cruel. Son consecuencia de unas condiciones laborales inpuestas por la patronal.

¿Donde es tan los responsables de las patronales para denunciar esta situación, más alla de las palabras huecas hablando de infortunios? Que medidas están dispuestos a dar par evitar esta continua sangria?

Las y los trabajadores trabajamos para vivir, no para morir en el intento. Pero el actual modelo solo trae miseria y muerte a la clase trabajadora. La falta de medidas contundentes, la inmunidad absoluta de los empresarios, unido a una política de explotación neo-liberal solo puede producir muerte y miseria.
Es por todo ello que desde el Sindicato LAB hacemos un llamamiento a participar en las diferentes movilizaciones que se convocarán en las proximas horas.