Una vez conocidas las primeras sentencias judiciales respecto a los convenios colectivos del metal de Bizkaia y Gipuzkoa, el sindicato LAB hizo público sus reflexiones al respecto y analizó la situación actual de la negociación colectiva del metal en la CAPV.

1.- LAB lo tenía y, tras conocer los diferentes fallos judiciales, lo tiene aún más claro: los tribunales no van a solucionar el problema de la negociación colectiva sectorial. Lo dijimos con la sentencia que estimaba la demanda presentada por este sindicato y declaraba en vigor el convenio del metal de Bizkaia y, nos reafirmamos después de conocer el fallo de ayer.

Ayer, el TSJPV se lavó las manos. A pesar del voto particular que nos da la razón, decidió no entrar al fondo del asunto. Sin embargo, ésta no le ha dado la razón a Adegi. Las empresas que esperaban desvincularse tras esta sentencia, van a seguir sin poder hacerlo.

La situación que crea esta sentencia es, por lo tanto, de gran inseguridad jurídica. La casuística que se pueda crear en adelante puede ser muy diferente. Ante idéntica situación, puede haber sentencias contrapuestas en los juzgados de lo Social.

El sindicato, evidentemente, va a recurrir la misma.

2.- La patronal, a pesar de mantener una imagen pública de responsabilidad y respeto generalizado a los derechos de las y los trabajadores, de puertas adentro está asesorando mediante circulares a las empresas para que no consoliden derechos laborales. Así son muchas las empresas que han enviado cartas a sus trabajadores y trabajadoras anunciándoles que no les van a seguir aplicando sus condiciones laborales. Su verdadero objetivo es desregular las condiciones laborales del sector, llevando a las y los trabajadores a una situación de esclavitud. Y, en esta faceta, ADEGI es el alumno aventajado. Lo que quisieron y no pudieron hace 3 años conseguir, eliminando más de 35 artículos del convenio, ahora lo quieren lograr mediante la reforma laboral.

La desregulación laboral se está manifestando principalmente en:

-A las nuevas contrataciones no se les aplica el convenio provincial. Quieren crear trabajadoras y trabajadores de segunda y tercera categoría.

-Bajada de salarios y subidas de jornada, incluso por encima de convenio.

-Están fomentando las presiones directas contra las y los trabajadores, saltándose la representación sindical en la empresa.

Y ahora también quieren utilizar la inseguridad del convenio sectorial para ejercer una presión a la baja en las condiciones laborales en el ámbito de empresa.
Y todo esto, está pasando aquí, en Euskal Herria, ante el silencio cómplice de nuestras instituciones.

3.- El problema de la negociación colectiva sectorial no es sólo un problema laboral o jurídico, es ante todo un problema político y social. La negociación colectiva es un instrumento eficaz para regular las relaciones laborales y repartir de manera equitativa la riqueza que se produce en un país. No es, como lo entiende CONFEBASK, un instrumento a su servicio.

En un momento tan grave como el actual, se impone la necesidad de una negociación colectiva sectorial que garantice derechos para todas y todos y homogeneice las condiciones laborales. Y eso sólo se puede conseguir mediante convenios sectoriales provinciales. La apuesta de la patronal por llevar al extremo la reforma laboral es precisamente un lastre para la competitividad de nuestra industria.

Euskal Herria, país netamente industrial, no puede sobrevivir sin una legislación que defienda sus intereses. Sin derechos, no hay industria de calidad y futuro. Sin convenios colectivos, la pobreza y la desigualdad no hará más que aumentar. Está en peligro nuestro futuro .

Por eso, las instituciones vascas no pueden estar al margen. Deben posicionarse clara y rotundamente ante este problema de primer orden. La patronal está anteponiendo los intereses elitistas de una minoría sobre la mayoría política, social y sindical de este país. Es una auténtica vergüenza.

4.- La sentencia de ayer nos reafirma en nuestro compromiso por la movilización de las y los trabajadores para conseguir el convenio. Que lo tengan claro ADEGI, SEA y FVEM, vamos a seguir luchando.
Es momento de que ,entre todas y todos los que defendemos una alternativa basada en un modelo propio que defienda nuestra industria, asumamos compromisos.

Compromisos de LAB ante esta nueva fase:

• Defensa del convenio sectorial en todas las empresas. No negociar nada por debajo de éste. No negociar nada sin vinculación al mismo.
• Denuncia pública de todas y todos los empresarios que incumplan el convenio.
• Nuevas y diferentes movilizaciones en el sector y en las empresas a favor del convenio sectorial.
• Nuevos pasos para desbloquear la situación.
 

LAB sarean
{module[111]}