A convocatoria del comité de empresa, trabajadoras y trabajadores de USOA, centro especial de empleo dependiente del Ayuntamiento de Barakaldo, se han concentrado ante la sede de la empresa hoy. Tras una pancarta con el lema “La precariedad mata, no a los accidentes laborales” han denunciado la muerte de un compañero el pasado lunes 17 de agosto a causa de un accidente laboral no traumático. Así, son al menos 46 las y los trabajadores muertos en el trabajo en Euskal Herria desde inicio de año, y Joaquín Beltrán sigue desaparecido en el vertedero de Zaldibar desde el pasado 6 de febrero.

Queremos expresar nuestras condolencias y enviar un fuerte abrazo a la familia y a los seres queridos de nuestro compañero.

La muerte de nuestro compañero suma el número 47 de las muertes laborales sucedidas en lo que va de año. Esta situación es absolutamente inadmisible e inaceptable.

Desde el comité queremos subrayar que las condiciones laborales en las que se trabaja a día de hoy, el estrés, el miedo, la precariedad , la eventualidad son el caldo de cultivo y la base elemental de estas escandalosas y dolorosas cifras sobre los trabajadores muertos en sus puestos de trabajo.

A esto se le tiene que añadir que vivimos en un estado de pandemia que vuelve más vulnerables a las trabajadoras generando más estrés, miedo e inseguridad.

Por todo esto exigimos a las empresas y a las instituciones que tomen medidas con carácter urgente e inmediato. A Inspección de trabajo y a OSALAN que garanticen y controlen que las medidas de prevención se cumplan. La salud laboral debe ser absolutamente prioritaria en los centros de trabajo.