La ingeniería de desarrollo de la troquelaría en frío que Gestamp tiene en Zamudio, GTS AIE, arrancó el pasado 11 de febrero con sus jornadas de paros. Sus 50 trabajadores y trabajadoras de esta sociedad de Gestamp en Bizkaia defienden su convenio y exigen a Gestamp y Gobierno Vasco una apuesta en firme por la Industria 4.0 en Bizkaia.

GTS AIE fue creada en el 2006, subrogando a los y las técnicas de las Ingenierías de las sociedades Matricería Deusto y Araluce, con miras a crear una ingeniería de servicio para el Grupo Matricerías de Gestamp Bizkaia.

Hoy, 14 años después, aquel Grupo de Matricerías que arrancó con estas 3 sociedades, se ha convertido en el denominado negocio del Tooling de Gestamp en Bizkaia, cuyo control absoluto ostenta en Gestamp Global Tooling ubicada en el Parque Tecnológico de Derio.

Gestamp Global Tooling se ha convertido en la dueña y señora del trabajo y del dinero, imponiendo a las plantas de Tooling, incluida la de GTS AIE, a sus exigencias y condiciones, sin considerar el hecho de que la ingeniería y los talleres son las que generan su riqueza. Riqueza que se constata en su cuenta de resultados anual.

La plantilla de GTS AIE está cansada de este modelo de negocio, de sus manipulaciones y de sus políticas sociales. Además, está saliendo a la calle para hacer público su enfado, indignada de ver cómo el negocio del Tooling goza de riqueza, mientras nos someten sistemáticamente a políticas sociales abusivas y ajustes económicos.

En octubre de 2019, bajo el argumento de la incertidumbre en el sector de la automoción, nos vimos amenazados por un ERTE, dispuesto en exclusividad por la dirección de Tooling para el colectivo de Ingeniería, sin causas económicas justificadas y con unas cargas de trabajo totalmente acomodadas para tal fin.

Las y los trabajadores de GTS AIE se siente engañados, porque han venido apostado por sendos planes de viabilidad y estrategias industriales a lo largo de estos años, que más allá de buscar la contención económica del bolsillo del trabajador y trabajadora, no han traído ni un aliento de apuesta de futuro para la plantilla.

El comité de GTS AIE ha intentado abrirnos espacio en los proyectos I+D+I puestos en marcha por Gestamp y Gobierno Vasco, como el anunciado el 29 de enero de 2019 industria 4.0, buscando alternativas y futuro para afianzar al colectivo de GTS AIE en el desarrollo del sector de la automoción en Bizkaia. Llamamientos a los que nadie atiende y a los que la dirección de tooling les tiene excluidos y excluidas.

Por ello también, en estas jornadas de paros, se insta también a las instituciones que intervengan en la gestión de los recursos que ponen a merced de grandes multinacionales como Gestamp en Bizkaia, porque una vez concedidos, el comité de empresa ve que no se ejerce ningún control ni seguimiento sobre los mismos. Se trata de dinero público que ponen en manos privadas con el pretexto de “apuesta por la industria en este país” pero que en la práctica están sirviendo para profundizar en políticas de precarización.

Esta política de negocio ya fue denunciada el pasado año por trabajadores y trabajadoras de otras plantas del Grupo Gestamp en Bizkaia, llevando a diferentes plantillas a importantes jornadas de huelga en defensa del empleo y condiciones laborales.