La mesa negociadora del convenio provincial del metal de Bizkaia lleva reuniéndose 14 largos meses, y en este tiempo la negociación se ha convertido en un diálogo de sordos, un frontón en el que la pelota cayó en el tejado de la patronal y lo único que quiere es romperla para que nadie pueda seguir jugando.

Aún después de un mes desde la última reunión, en la que la patronal hizo un planteamiento hablado, en la última reunión, celebrada el pasado 21 de marzo, no ha sido capaz (o no ha querido), pasárnosla por escrito. Se trata de un planteamiento inaceptable, acorde con su dinámica diaria de querer imponer criterios inaceptables desde una perspectiva sindical. Aceptando y exigiendo aceptar a la otra parte la totalidad de la reforma laboral impuesta por el PP desde Madrid.

Nos quieren apretar en los ritmos y los tiempos ya que son conscientes de que este próximo 7 de julio los Convenios Provinciales caen (incluído el nuestro), y éstos son capaces de hasta aplicarnos el Estatuto de los Trabajadores ya que la vigente legislación española se lo permite.

A esta reunión la central UGT ha traído una propuesta acercándose bastante a los planteamientos que LAB está realizando en todas las reuniones, y la valoramos como un paso en la buena dirección.

El sindicato mayoritario ELA, habla pero no plantea. No trae ninguna propuesta que posibilite una lectura concreta de qué es lo que quiere en para nuestro Convenio del metal; y CCOO sigue sin hablar en las últimas dos – tres reuniones (es decir, dos – tres meses).
Y mientras la patronal se aprovecha de todo ello, deja pasar el tiempo, se encierra en su caparazón de que utilizará la reforma en el día a día de las empresas, de que los planteamientos distintos a los suyos son utopía y exije asumir la legislación vigente que el PP, desde Madrid, le ha regalado para machacar los derechos de la clase trabajadora.

Desde LAB llevamos ya tiempo movilizándonos, diciendo que la confrontación con la patronal es la única vía con la cual podamos mantener nuestros derechos, llevamos tiempo animando e interpelando a los demás sindicatos a confrontar Convenio por Convenio ya que es la única vía. Y seguimos en ello, el tiempo nos está dando la razón, ya que despues de dieciséis reuniones en catorce meses, estamos como al principio.

Ha llegado la hora de que las y los trabajadores del metal salgamos a la calle en toda Bizkaia. Ha llegado la hora de confrontar para que no nos quiten nuestros derechos.  

 

LAB SAREAN
{module[111]}