Hoy se ha producido la 10 reunión de la mesa negociadora del Metal de Bizkaia. Esta reunión se ha producido a petición de los sindicatos que tomamos parte en la negociación. 

Entre junio y julio realizamos 3 jornadas de huelga en el sector, unas huelgas que han sido un éxito. El seguimiento ha sido masivo y la producción, en el 85% del sector, ha estado parada. En estos días de huelga el sector ha salido a la calle en forma de piketes desde las 5:00 de la mañana y las calles de Bilbo, Durango y Sestao se han llenado de trabajadores y trabajadoras del metal en forma de manifestaciones. 

En estos 3 días de huelga, los y las trabajadoras del Metal de Bizkaia han parado y han hablado claro para decirle a FVEM que no valen sus propuestas, que quieren garantizar su poder adquisitivo, que quieren reducir jornada, aumentar la subrogación… En definitiva, que quieren un convenio que mejore las condiciones laborales. Han exigido a FVEM que deje de un lado sus pretensiones y el bloqueo de la negociación y que se siente a negociar de una vez. 

Por este motivo, los sindicatos con representación en la mesa negociadora decidimos convocar una nueva reunión para ver qué respuesta daba FVEM a las personas trabajadoras del sector. En la reunión celebrada hoy, FVEM ha vuelto a perder una oportunidad para desbloquear la negociación y continua con el inmovilismo de su plataforma.

Con esta actitud, FVEM demuestra su desprecio a todos los y las trabajadoras del sector y está abocando a que el escenario de confrontación continúe. Luego dirá que con convocatorias de huelga no negocia, todas las excusas valen para no dar pasos. En un ejercicio de responsabilidad, los sindicatos hemos vuelto a convocar la mesa negociadora para el proximo martes 13 septiembre, a las 12h. Es la última oportunidad que tendrá FVEM para no alargar el conflicto y evitar un nuevo escenario de huelgas. La pelota está en su tejado.