La decisión de que los y las trabajadoras eventuales de la administración pública de la CAPV tengan que devolver la parte correspondiente a la paga de navidad de 2012 muestra que el Gobierno de Iñigo Urkullu, agrediendo a los derechos básicos de los y las trabajadoras públicas, se va a someter a los recortes que vengan de Madrid.

Creemos que el nuevo Gobierno del PNV con la actuación que ha demostrado, ya ha comenzado a mostrar la postura que va a tomar ante las medidas que están viniendo y vendrán de Madrid; es decir, que entendemos esta actitud como un paso en la agresión a los derechos básicos de los y las trabajadoras públicas.

En este sentido, esta medida va dirigida al colectivo que está en la situación más débil que son los trabajadores y trabajadoras eventuales; en cualquier caso debemos recordar que en el caso de los y las trabajadoras fijas tampoco se ha cobrado la paga de navidad, sino un adelanto de la de junio. Esto supone en cualquiera de las situaciones la pérdida de una de las pagas.

Para terminar queremos recordar también que el sindicato LAB ha solicitado recientemente al nuevo gobierno de la CAPV una reunión para analizar la vuelta atrás de los recortes realizados los últimos años y medidas para recuperar los derechos perdidos; también que se reúna la Mesa General que regula la situación de las plantillas públicas. Mientras tanto nos parece especialmente denunciable que el Gobierno de Urkullu ya esté tomando medidas como las mencionadas y cerrando los presupuestos sin tener en cuenta las aportaciones de los y las trabajadoras. 

 

LAB SAREAN
{module[111]}