MAIATZAREN LEHENA
Langileok martxan eskubideak aktibatuz!

 

Durante este primero de Mayo las personas trabajadoras hemos demostrado que avanzamos. Miles de trabajadoras y trabajadores hemos salido a la calle a denunciar la situación de precariedad que se nos impone. Tenemos claro que esta situación tiene alternativa. Tenemos que relegar el proyecto impuesto por las élites económicas y políticas; los trabajadores y trabajadoras debemos hacer nuestro propio camino, pero como para realizar dicha tarea se requiere fuerza, en el día de hoy, de nuevo, demostraremos que el nuestro es un pueblo que tiene capacidad de organización y lucha.

Las élites económicas y políticas, para garantizar su riqueza, condenan a la miseria a la mayoría social. Como hace mucho dijimos, no ayudaremos a que se estabilice esta fase de crecimiento, pues sabemos que este crecimiento económico no solucionará nuestros problemas. Para superar esta situación, lucharemos contra la liquidación de los derechos sociales y laborales.

La prioridad y el eje de la lucha de LAB es la de hacer frente a la grave situación de crisis social que padecemos. Queremos dar la vuelta a la situación. Queremos cambiar de raíz el mundo laboral basado en la precarización de las condiciones laborales y los derechos, el modelo social que deja sin protección a la ciudadanía y el modelo político que niega al pueblo el derecho a decidir. Debemos tomar el camino hacia una nueva Euskal Herria, debemos romper las cadenas que atan a nuestro pueblo.

Estamos en marcha, y no sólo en referencia a dinámicas de denuncia y respuesta, sino que también en la defensa de dinámicas concretas. Riquezas, haber, las hay, pero no llegan a los y las trabajadoras; para que ello cambie, la clave está en el reparto de la riqueza y del trabajo: salario mínimo de 1.200 euros y jornada laboral semanal de 35 horas. Deben realizarse políticas concretas para que estas medidas lleguen a las mujeres, deben llevarse a cabo medidas que aseguren la salud laboral y debe garantizarse el derecho a trabajar en euskara.

Tenemos condiciones para fortalecer, consolidar y estimular el proceso de cambio. El nuestro, es un sindicalismo luchador para forzar cambios sociales y laborales. Así lo hemos demostrado en este primero de Mayo y así lo seguiremos demostrando en todas las citas que se den en el futuro.