Gracias al acuerdo al que hemos llegado en el juicio celebrado hoy, los y las trabajadoras no tendrán ningún tipo de sanción. Ante el juzgado se ha concentrado un gran número de compañeras y compañeros en muestra de solidaridad.

Hoy en Donostia, se ha celebrado el juicio como consecuencia de la denuncia interpuesta por Cementos Rezola con la excusa de un uso abusivo del derecho a la huelga. Ayer un grupo de trabajadoras y trabajadores cortaron la carretera que se encuentra ante la empresa en señal de denuncia y solidaridad. Hoy, esa solidaridad ha continuado y un gran número de compañeros y compañeras se han concentrado ante el juzgado durante la cuatro horas que se ha alargado el juicio, incluido un antiguo trabajador de la empresa de 92 años.

Por suerte, se ha podido llegar a un acuerdo y las 6 personas encausadas no tendrán ningún tipo de sanción por el uso del derecho a la huelga. No debemos olvidar que esas convocatorias de huelga objeto de la denuncia se realizaron en el contexto de la negociación del convenio en contra de la destrucción de puestos de trabajo.

Tanto las y los encausados como los y las compañera de trabajo tienen claro que esta amenaza realizada por parte de la empresa no les asustará y que continuarán peleando por la reivindicación de la defensa del empleo que es indispensable para el futuro de la planta, ya sea mediante la huelga o utilizando cualquier otro tipo de modo de lucha que sea necesario.

Las y los trabajadoras de Cementos Rezola han realizado una muestra de dignidad y solidaridad, manteniendo los mismos continuaran con la lucha por el futuro y unos puestos de trabajo dignos.