Los agentes que conformamos la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria nos hemos concentrado ante los juzgados de Gasteiz para mostrar nuestra solidaridad a las personas encausadas por la Huelga General del 30 de enero. Concretamente, a consecuencia de la jornada en la que las y los trabajadores decidieron plantarse, fueron muchas y muchos los que sufrieron identificaciones, amenazas, agresiones y multas: entre otras cosas, tres multas de 1.500 euros, dos multas de 751 euros y acusación penal para dos personas. Precisamente, estas dos personas imputadas han sido llamadas hoy a declarar y, por ello, nos hemos movilizado ante los juzgados, para mostrarles nuestro apoyo.

Este es el comunicado emitido por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria con motivo de la movilización de hoy:

El 30 de enero hicimos una huelga general por el trabajo, las pensiones y las vidas dignas. Miles de trabajadores/as y ciudadanos nos movilizamos coincidiendo con la convocatoria realizada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria. Fue una movilización general tanto en confluencia como en colaboración, y en la calle nos unimos una fuerza/mayoría a favor de un nuevo modelo.

Como decíamos entonces, hoy reivindicamos trabajos, pensiones y vidas dignas. Para ello, reivindicamos el cambio de prioridades de las políticas públicas, la transformación del modelo socio-productivo vigente, el reparto de la riqueza, el desarrollo de los servicios públicos…

El modelo actualmente vigente no es el mejor que nos merecemos, ni el mejor modelo que podemos tener en esta situación. El capitalismo patriarcal-ecocida es la receta de los partidos que promueven políticas neoliberales o de recortes.

Nos hemos reunido para denunciar las multas que hemos recibido en los últimos meses contra las y los huelguistas. No es de recibo este nuevo intento de criminalizar el cambio social. Quienes empobrecen y precarizan nuestras condiciones laborales y de vida nos quieren en casa, callados/as y sumisos/as. No es de recibo que se castigue a la ciudadanía que están a favor de los derechos sociales mientras se llegan a acuerdos con quienes anteponen el capital a la vida de las personas.

Por último, queremos advertir de que seguiremos movilizándonos a favor de pensiones laborales y vidas dignas. Nuestro más sincero apoyo y agradecimiento a todos y todas las huelguistas. ¡Nos vemos la próxima vez!